Futuras consejeras

Ocupaciones impropias

Jhonny Brea
Foto: Facebook @cpcyucatan.org.mx
La Jornada Maya

Viernes 11 de enero, 2019

Estoy convencido de que la vida prepara momentos sorprendentes cuando La Xtabay sale de casa con sus amigas para ir por alguna bebida (con o sin alcohol, eso es lo de menos) o de compras, pues juntas tienen una capacidad de reacción y movilización que envidiarían hasta en los círculos huachicoleros en este momento.

En sus aventuras mercantiles, el grupo suele tener buenas ideas, como realizar compras al mayoreo entre todas, así consiguen algún ahorro. Lo malo es que no consultan y la ejecución de sus planes termina mal. Hace dos meses se aparecieron con una camioneta cargada de chinas, para asegurar que los niños tengan jugo durante el invierno y refuercen sus defensas, pero ninguna es capaz de pasarse dos horas cortando y exprimiendo naranjas como aquí yurstruli (ya saben, las labores propias de mi sexo), por lo que a cada una se le pudrió aproximadamente un huacal de la fruta y el ahorro se esfumó.

El caso es que “las chicas” salieron este miércoles con intención de tomarse un café en el Centro. Ya ven que con eso de que se está volviendo zona VIP le quisieron entrar a la onda hipster. Para mi sorpresa, regresaron algo más alegres y platicadoras de lo habitual, con banderines tricolores de esos que a muchos les sacan ronchas nada más de verlos.

“Somos mujeres empoderadas”, me largó mi dulce tormento en cuanto se fueron sus amigas. Lo primero que vino a mi mente, luego de un par de segundos, tenía que ver con preguntarle si se debía a que en su juventud fueron a ver Sólo para Mujeres cuando Sergio Mayer, Alexis Ayala y compañía llegaron a Tulipanes. Como no dije nada de inmediato, ella misma siguió: “ya somos integrantes de la Planilla Blanca y vamos a ser parte del Consejo Político Estatal del PRI en unos cuantos días”.

Les juro que quedé estupefacto. Mi aplomo de macho omega grasa en pecho, espalda peluda, nalga de mantequilla, abdomen de lavadora y bebedor de cerveza light recibió un torpedo en sus cimientos. ¿Cómo explicarme que La Xtabay y tres de sus amigas se hayan metido a la actividad partidista, cuando además todas votaron contra el PRI el 1 de julio?

Al ver mi sorpresa, La Xtabay pasó a contarme puntualmente lo que había ocurrido. Resultó que La Yoyis tuvo el antojo de ir al Centro y les propuso que en lugar del “Desayuno del terno” ellas celebrarán el “Café del hipil bueno”. En esas estaban con La Cuqui y La Choni cuando vieron que Ivonne Ortega Pacheco venía por la calle. Como todas se han topado con ella en el aeropuerto de la Ciudad de México y tienen la respectiva selfie, se le aproximaron rápidamente y la ex mandataria les pidió que las acompañara.

“Por nuestra culpa fue la última en llegar al evento”, me explicó La Xtabay, con cara compungida, “y también La Cuqui quería ir a la Casa del Pueblo porque desde hace rato anda averiguando en cuánto la quiere vender Carlitos Sobrino. Ya ves que es agente de bienes raíces y dice que el edificio tiene futuro como hotel temático”.

Yo no salía de mi asombro, por lo que pregunté cómo es que terminaron de infiltradas en la planilla.

“Pues con eso de que La Cuqui andaba preguntando el precio de todo, y Choni tiene cara y voz de maestra de secundaria técnica del sur del estado, y todas íbamos con el hipil bueno, nos invitaron a afiliarnos de inmediato y parecía que les faltaban precisamente mujeres en la planilla, y ya ves. Hoy somos suplentes, pero al ratito pasamos a titulares, y seguro podemos hacer algo bueno”.

Luego vi que la diputada campechana Gabriela Sánchez largó que en el PRI hay lugar para las mujeres, pero que “no pueden hacerlo desde la comodidad de su hogar y sin capacitarse adecuadamente”, y creo que me cayó el veinte.

Se me hace que el próximo mes las nuevas infiltradas en el Consejo Político del PRI se traen entre sus planes una visita a la Escuela de Capacitación para Mujeres Priístas de Campeche.

Macho omega que se respeta

¡Nada de valor terapéutico ni de magia y felicidad después del orden! ¡Marie Kondo es una arpía que en lugar de amenazarte con una chancla te quiere convencer de que debes pasar por tortura emocional para estar bien contigo mismo!

jornalerojhonnybrea@gmail.com