Hemos cuidado que las cosas 'se hagan bien': síndico

No se puede correr a nadie 'de la manga', señaló Yensunni Martínez

Joana Maldonado
Foto: Captura de video
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Lunes 11 de febrero, 2019

“Hemos sido cuidadosos de que las cosas se hagan bien”, dijo la síndico Yensunni Martínez al hablar de los casos de nepotismo y aviadores que hay en la actual administración, sin embargo admitió que han tenido que girar oficios a los directores de las distintas áreas del Ayuntamiento de Othón P. Blanco porque hay violaciones a los procedimientos para dar de baja a algunos empleados.

Respecto a los casos de nepotismo que mantiene empoderada a la familia Cruz Martínez en el Ayuntamiento de Othón P. Blanco y que ha sido denunciado por diversos regidores, la síndico reiteró que no se puede dar cauce a las quejas dado que no existen dos figuras dentro de la Contraloría para sustanciar e investigar los casos, por lo que no se pueden fincar responsabilidades, pese a que ya han pasado más de 130 días desde el inicio de esta administración.

Al cuestionarle a la apoderada legal sobre la existencia de al menos seis aviadores en la dirección de servicios generales en donde había sido nombrado Saúl Landez Martínez –primo hermano del Oficial Mayor, Daniel Cruz Martínez-, dijo que “se debe tener mucho más control”.

Argumentó también, pese a que el ingreso del personal detectado como aviador en esta área fue en noviembre -un mes después del inicio de gobierno- y la primera quincena de enero de este año, que se heredó una nómina inflada al doble de dos mil 400 empleados cuando lo que se requiere es de mil 200.

Dijo que se trata de una nómina heredada de otras administraciones, no de la actual; y comprometió a revisar el número de trabajadores.

“La lista no la tengo, hemos sido cuidadosos de que las cosas se hagan bien de la gente que sí está trabajando, la gente que nosotros vemos que no pedimos que se tomen cartas en el asunto”, dijo.

Yensunni Martínez indicó que ante los procedimientos laborales de poner “a disposición” para obligar a renunciar al personal y despidos a los empleados de confianza que no son cercanos a los directores, se tuvo que girar un oficio para precisar el procedimiento a seguir y evitar violaciones a los derechos de los trabajadores, aunque se sabe que han sido omisos.

“No es que de la manga alguien quiera correr a alguien o porque quiera meter a un amigo lo deba de hacer, no, todo tiene que seguir su procedimiento”, precisó.

La síndico del Ayuntamiento de Othón P. Blanco dijo que no se han notificado denuncias ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo, excepto una notificación de pago para tres empleados despedidos.

Indicó que algunos empleados han tenido que ser restituidos y otros más han dado por terminada la relación laboral y han sido liquidados.