El dominicano Valdez irá por otra temporada dominante con las fieras

"Estoy contento, feliz y saludable. Gracias a la directiva que me volvió a traer este año"

Antonio Bargas Cicero
Foto: Leones de Yucatán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 8 de marzo, 2019

“Nunca debes parar con tus sueños, hay que dar lo mejor de uno y trabajar duro, que las cosas buenas vienen a su tiempo”.

Con esa mentalidad y ética de trabajo, César Valdez consiguió una hazaña, al regresar a Grandes Ligas en 2017, siete años después de su debut con Arizona, y ahora retorna a la cueva como uno de los líderes de la rotación con la mira puesta en el título que eludió a los Leones en el Campeonato de Otoño 2018.

“Estoy contento, feliz y saludable. Gracias a la directiva que me volvió a traer este año”, expresó el dominicano, que junto con sus compañeros abridores Yoanner Negrín y José Samayoa tuvieron un exitoso invierno al lograr récord combinado de 11-0. En el Kukulcán y en Mérida se siente bien el dominicano de 33 años y así lo demostró el torneo pasado, en el que en casa fue casi intocable: 2-0, 1.33, 18 ponches, una base por bolas y porcentaje de bateo en contra de .235. Se espera más de lo mismo de un lanzador que sabe pitchear y dominar, sin tirar muy duro. “El parque favorece mucho a los lanzadores y, sobre todo, estamos en un ciudad tranquila, y eso es comodidad para el jugador”, señaló.

“Tenemos un gran equipo”, añadió. “Hay personas nuevas, pero como el año pasado hay armonía y esperamos que las cosas salgan bien”. La rotación, comentó, puede ser una de claves para volver a los playoffs. “Es un tremendo grupo, hay buenos brazos, con compañeros que han hecho su trabajo en la Liga”. Con el Licey en el invierno decidió ser relevista “para descansar el brazo y estar ready para el verano, que la Liga es más larga ahora”. Para una carrera larga y productiva, como la del oriundo de Santo Domingo, es fundamental “el trabajo duro y con conciencia”, puntualizó.

En su impresionante retorno a la Gran Carpa igualmente le ayudó la mentalidad de que “el beisbol no es para siempre y aprovechar cuando estás saludable”. El ánimo y consejos de su padre igualmente lo impulsaron. “Él falleció en 2015 y me decía siempre que iba a regresar a Grandes Ligas”, recordó. “Murió y no pudo verme, pero sé que donde quiera que Dios lo tenga él está viendo mis logros”. Una lista que este año podría incluir un cetro.

Cortos LMB: Los Acereros continúan armando un trabuco, al que añadieron al derecho ex big leaguer Fernando Salas... Los Saraperos de Roberto Vizcarra tendrán un abridor de lujo: el zurdo boricua Jonathan Sánchez, ganador de Serie Mundial y autor de juego sin hit en las Mayores con los Gigantes de San Francisco.