Yucateca, traductora de la ONU, víctima de avionazo en Etiopía

Graziella De Louis Ponce viajaba con tres compañeros a la IV Asamblea sobre Medio Ambiente

Ana Langner
Foto: Afp
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 11 de marzo, 2019

Graziella De Louis Ponce, originaria de Mérida, Yucatán, fue una de las 157 personas que fallecieron en el accidente aéreo en Etiopía y trabajaba como traductora para la Organización de las Naciones Unidas.

A través de la red social Facebook, sus familiares la califican como “una persona de extraordinario talento”, que dominaba 11 idiomas distintos.

En el sitio esquela.org, plataforma digital para enviar condolencia y avisar sobre el fallecimiento de una persona, la familia de De Louis Ponce publicó una esquela que fue difundida en redes sociales.

De Louis Ponce se dirigía con tres compañeros más a Nairobi, Kenia, para participar en la IV Asamblea de la ONU sobre Medio Ambiente que reúne a más de 5 mil representantes de 193 países, para intentar trazar la ruta hacia una economía más sostenible basada en la innovación y con perspectiva de género.

Su familia informó en redes que Graziella era hija de Graziella Ponce Rubio -cuyo deceso ocurrió en febrero de 2017-, y nieta de Graziella Rubio Ibarra de Ponce y Jose Maria Ponce G. Canton. Era prima hermana de las familias De Regil Ponce, Capetillo Ponce y Ponce Laviada. El fallecimiento de Graziella fue motivo de un comunicado del gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que lamentó el accidente aéreo y la muerte de una ciudadana mexicana que también contaba con otras nacionalidades

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), explicó que no confirmará ni descartará la identidad de la connacional debido a protección de datos personales.

Sin detallar en el nombre, expuso que brinda el apoyo consular necesario para el caso. Ello significa estar en contacto con los familiares, apoyarlos de la identificación delos restos de la persona fallecida, ofrecer respaldo en la emisión de certificado de defunción y dar asistencia en el eventual traslado de los restos, si así fuera solicitado.

La aeronave se estrelló cerca de la localidad de Bishoftu, a unos 60 kilómetros al sureste de la capital etíope. En el avión Boeing 737 Max-8 que se estrelló a las 8:44 horas locales, seis minutos después de despegar de Addis Abeba, viajaban 149 pasajeros y ocho tripulantes. Según autoridades locales, no hay sobrevivientes. El piloto reportó dificultades y pidió permiso para regresar a su punto de partida.