Enfermedades respiratorias se dispararon en Tulum

Algunas enfermedades son los estornudos y la congestión nasal

Foto y Texto: Roger Mora
La Jornada Maya

Tulum, Quintana Roo
Viernes 15 de marzo, 2019

Los cambios bruscos de temperatura han generado que enfermedades respiratorias se disparen hasta en un 70 por ciento según dan a conocer autoridades de salud, los cuales en su mayoría son adultos mayores y niños.

El intenso calor que azota a gran parte de esta región, ha generado que aumenten las enfermedades respiratorias, hasta en 70 puntos porcentuales en relación al número de atenciones semanales que se registran en el nosocomio local, que son de 35 a 40 casos por semana.

Sonia Sandoval directora del Centro de Salud de Tulum informó que las altas temperaturas de las últimas semanas en este municipio y las enfermedades de las vías respiratorias han aumentado de un 60 a 70 por ciento.

Además expresó que el clima que se viene registrando, mantiene el índice de enfermedades respiratorias muy por arriba de los casos en relación a meses anteriores, a pesar de que la atención de cerca de 40 casos semanales podrían considerarse numerosos; no obstante, de acuerdo a meses anteriores, el número ha presentado un aumento.

Indicó que la gente enferma principalmente por la variación repentina del clima, de modo que los casos que atienden en Tulum, son casos de personas que por lo general no adoptan las medidas preventivas correspondientes, como evitar someter al cuerpo a cambios bruscos de temperatura, en este caso.

Sonia Sandoval subrayó que algunos de los síntomas principales de las enfermedades de las vías respiratorias, son los estornudos, la congestión nasal, dolor de cabeza, ojos llorosos, presencia de flema, tos y cansancio, lo cual suele hasta una semana, dependiendo el tratamiento que se le aplique y los cuidados que tome el mismo paciente para su recuperación.

Mencionó que en las comunidades de la Zona Maya, por lo general, las personas que laboran en el campo, bajo el intenso sol, no toman las medidas necesarias para evitar ingerir agua fría tras esta exposición prolongada al sol o bañarse de manera inmediata para refrescar el cuerpo, lo que ocasiona una severa infección de las vías respiratorias ante este cambio brusco de temperatura.