Indígenas presos inician huelga de hambre en Chiapas

Exigen su liberación; denuncian detenciones arbitrarias y acusaciones fabricadas

Elio Henríquez
Foto: María Luisa Severiano
La Jornada Maya

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
Viernes 15 de marzo, 2019

Seis indígenas presos en tres penales de Chiapas iniciaron este viernes una huelga de hambre por tiempo indefinido para exigir su liberación, con el argumento de que son inocentes de los delitos de los que se les acusa.

La agrupación denominada Grupo de Trabajo no Estamos Todxs, dijo que en el penal de El Amate, situado en el municipio de Cintalapa, comenzaron el ayuno, Abraham y Germán López Montejo; en el reclusorio de San Cristóbal, Adrián Gómez Jiménez y Juan de la Cruz Ruiz, y en el de Comitán, Marcelino Ruíz Gómez y Baldemar Gómez Hernández.

“No son pocas las ocasiones en que nuestros compañeros han denunciado la total injusticia que están enfrentando con su encarcelamiento, lo arbitrario de sus detenciones, cómo sus acusaciones han sido fabricadas, sin lógica que las sostenga”, dijo la organización.

“Desde el Grupo de Trabajo No Estamos Todxs denunciamos un sistema de justicia basado en el clasismo y en el racismo que encierra principalmente pobres. Denunciamos el uso sistemático de la tortura física y psicológica como forma de confesión de delitos y fabricación de casos”, aseveró.

Durante la rueda de prensa que se realizó en el Plaza Catedral de esta ciudad, donde familiares y activistas permanecerán hasta las 22:00 horas, tiempo local, se estableció un enlace telefónico con Adrián Gómez Jiménez, preso en el penal de San Cristóbal, quien dijo que la huelga de hambre comenzó a las 10:00 horas en la enfermería de la cárcel.

“Llevo 15 años de estar preso y me han sentenciado a 20 años, por las anomalías de parte de los impartidores de justicia”, dijo el indígena tzotzil.

Los padres de Juan de la Cruz Ruiz, recluido también en el penal de San Cristóbal por el delito de homicidio, exigieron su “liberación inmediata”, con el argumento de es inocente.

“Soy Eva María Ruiz Pérez, mamá de Juan de la Cruz Ruiz, preso injustamente desde 2007, por lo que exijo su liberación porque no es justo que esté preso pagando culpas ajenas; si fuera verdad que pague, pero como es inocente yo pido su libertad”, dijo la madre, originaria del municipio de Chamula.

“Lo que quiero es que quede libre porque no estamos hablando de que lleva uno o dos años preso sino 12 años de que está encerrado injustamente”, remarcó.

“Todos los abogados son corruptos, se venden con dinero. Es muy fácil, como me dijeron, sólo tienes que tender la mano de ambos lados y eso no se vale; soy gente pobre y sigo luchando por la libertad de mi hijo porque sé que es inocente. Los abogados que tenía mi hijo sólo me sacaron el dinero y nada hicieron”.

Su padre Domingo de la Cruz Núñez, aseguró que Juan fue acusado de homicidio “dos meses después de ocurrido los hechos. No es posible. Si mi hijo lo hubiera hecho en el momento lo hubieran agarrado. Por eso exigimos al gobierno que los más pronto posible lo deje en libertad”.

En el mismo sentido se expresaron familiares de otros de los seis presos que este viernes comenzaron el ayuno en los tres penales citados.

A la rueda de prensa asistieron también varios ex presos, entre ellos Alberto Patishtán Gómez, indultado por el presidente Enrique Peña Nieto en 2013, quienes se sumaron a la exigencia de que sus ex compañeros sean liberados.