Mikey García, un púgil muy mexicano nacido en California

Este sábado enfrenta a Spence Jr por título welter

Juan Manuel Vázquez
Foto: Twitter @mikeygarcia
La Jornada Maya

Ciudad de México
Viernes 15 de marzo, 2019

Los hermanos García nunca tuvieron dudas acerca de su identidad. Desde niños Mikey, cuatro veces campeón en diferentes divisiones, y Robert, ex campeón y afamado entrenador, se sabían mexicanos, aunque nacidos en Estados Unidos, como si se tratara de una casualidad geográfica. Eso les decían sus padres, originarios de Michoacán, pero también lo confirmaban con las raíces familiares, la comida en casa, las costumbres y, sobre todo, el lenguaje. El español siempre ha sido su primera lengua.“

Lamentamos muchas veces que en México no nos vean como boxeadores mexicanos”, dice Robert; “mi hermano y yo nacimos en California, pero crecimos como mexicanos, en casa con la familia se habla español, pero a veces es difícil que nos reconozcan como paisanos a los que nacimos de este lado de la frontera”.

Mikey tiene una carrera muy respetada en Estados Unidos, donde se le considera una figura emergente. Este sábado enfrentará a Errol Spence Jr en el estadio de los Vaqueros de Dallas, un reto descomunal, pues tratará de arrebatar el título wélter de la FIB, para lo cual subió dos divisiones. “Es un reto muy complicado”, admite Robert; “subir tanto puede parecer una desventaja, pero Mikey ha cuidado mucho este paso y tenemos confianza en que puede dar una gran pelea en esta división, para conseguir el quinto campeonato en una categoría diferente”.

Robert piensa que este combate puede definir a una de las grandes figuras del futuro inmediato. Ambos están invictos y su reputación crece en cada combate. “Existen muchos peleadores que se abren paso y están forjando nombres respetables”, advierte Robert; “pero creo que de este pleito puede salir una figura que será protagonista de grandes momentos”.

Robert confiesa que a su hermano le gustaría aparecer entre los nombres históricos del boxeo mundial, pero también estar en las listas de los mejores peleadores mexicanos de todos los tiempos. Ambos enumeran sus referencias, desde los boxeadores a los más recientes como Juan Manuel Márquez, Erik Morales, Julio César Chávez, entre otros. “Nadie puede poner en duda que la estrella del momento es Canelo Álvarez”, admite Robert; “pero nos gustaría que dentro de poco los mexicanos estén orgullosos porque también tienen a Mikey García y estamos trabajando para que en algún momento vean que somos lo mismo”.

La familia García no tiene dudas de su origen. Suben al cuadrilátero con el apellido bordado en la ropa, con música tradicional mexicana y ondeando una bandera tricolor.

Don Eduardo, el padre que llegó sin documentos a Estados Unidos hace tantos años, y Robert asistiendo a Mikey, ambos nacidos en California, todos convencidos de que nacer del otro lado de la frontera no les cambia la identidad.

“Nacer de este lado no nos hace menos mexicanos”, dice Robert con convicción; “ganar el sábado también nos gustaría que fuera visto como una victoria para los mexicanos. Creemos que poco a poco lo irán reconociendo, es importante hacer comunidad, sobre todo con lo que se vive en los últimos años acá en este lado”.