Benito Taibo presentó su primer libro de fantasía en la Filey

Soy un escritor “de intuiciones, de corazonadas”, afirmo en el evento presentación de "Camino a Sognum"

Sandra Gayou Soto
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 25 de marzo, 2019

A los 57 años, Benito Taibo decide escribir su primera novela de fantasía, “Camino a Sognum” presentado en la Filey ante decenas de jóvenes.

Benito no escribió estas cuatro historias pensando en ellos, sin embargo les agradeció profundamente haberlo “adoptado” en esta aventura literaria.

Dejando de lado las formalidades de la feria, Benito tomó el micrófono para platicar con los asistentes sobre sus inicios en la literatura fantástica y de ficción, dijo que en el fondo -“tengo un adolescente de 15 años”-.

Todo empezó cuando “descubrí la biblioteca de mi padre”, pero cuando descubrió la biblioteca de su hermano Paco, encontró la novela policíaca, la ciencia ficción y la fantasía.

“Cuando descubrí fantasía me volví doblemente loco” dijo el escritor, pues le ofreció la oportunidad de crear muchos mundos de la nada “en una suerte de dioses”. Destacó que todas las historias tenían un “común denominador que era: que estaban llenas de pasiones humanas”, fue en ese momento que decidí por que quería escribir fantasía.

Compartió con el público los nombres de algunos escritores de fantasía en los años cincuenta, el momento en el que aparentemente las novelas de dragones, “que no fueron inventados por Harry Potter, lo siento”, dijo entre risas a los asistentes.

Habló con los jóvenes sobre Bruno Bettelheim que a partir de los estudiantes de Sigmund Freud, “va descubriendo qué son los cuentos de hadas y para qué sirven”.

Considera que contrario a lo que se piensa respecto a la fantasía y que “es una fórmula de evasión de la realidad (…) Bettelheim afirma que la fantasía sirve para dotar de las herramientas y las armas para enfrentar a los monstruos de la realidad”.

Después de hacer un recorrido sobre su acercamiento a la fantasía y la ficción, Benito Taibo siguió platicando con la audiencia que lo escuchaba atentamente y soltaba carcajadas por su particular manera de narrarlo.

Soy un escritor “de intuiciones, de corazonadas”, dijo que otra característica de escribir este tipo de literatura es que se puede jugar a “ser un poco pequeños dioses (…) les hacemos cosas horribles o maravillosas. En la fantasía no solo creas personajes”, reconoció tener un gusto particular por las novelas complejas.

Para entonces bromeó diciendo dijo que no hablaría sobre su libro, pero sí lo hizo: “son 4 historias que se van entrelazando, en un mundo hostil cada uno (está) buscando su camino a la libertad”.

Platico sobre algunos de los personajes y sus historias pero se detuvo pues consideró que estaba dando demasiados detalles y aún hay que leerla.

Después el público le hizo varias preguntas a las que contestó amablemente, le pidieron consejos y recomendaciones para escribir, cerró la charla diciendo que “se considera lector antes que escritor”.