Preocupa falta de contrapesos hacia nuevo gobierno: Denise Dresser

Coexisten "buenas intenciones con malas propuestas" en administración de AMLO, señala la periodista

Lilia Balam
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 25 de marzo, 2019

La periodista y politóloga mexicana, Denise Dresser Guerra, declaró que en el nuevo gobierno federal coexisten “el idealismo con la ineptitud, la buena fe con la mala información, la honorabilidad con la improvisación, las buenas intenciones con las malas propuestas” y calificó como preocupantes varias características de la nueva administración, como la creación de los “super - delegados”, las adjudicaciones directas y la falta de contrapesos al grupo en el poder. La especialista negó estar interesada en ser candidata a la presidencia.

Durante la presentación de su obra Manifiesto mexicano en la Feria Internacional de Lectura Yucatán (FILEY), Dresser Guerra admitió que las nuevas autoridades federales han tenido aciertos como el operativo para combatir el huachicol o las disculpas públicas por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa o la tragedia de la Guardería “ABC”.

Sin embargo insistió en que ciertas acciones han causado la sensación de “descenso en picada, como una montaña rusa”. Entre ellas enumeró los “vaivenes argumentativos” en torno a la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, ya que no estará sujeto a leyes de transparencia debido a que será edificado por militares; la escasez de estudios de impacto ambiental y de costo-beneficio ante el proyecto del Tren Maya; los recortes a dependencias y organismos como el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI); la aprobación de la Guardia Nacional, entre otras medidas.

Consideró que estos hechos han generado incertidumbre en inversionistas, actores económicos y miembros de la sociedad civil organizada.

A su vez, calificó de preocupantes acciones como la creación de los “superdelegados”, el regreso de las adjudicaciones directas, el recorte de presupuesto al INE y al INAI, que la oposición “no tenga una narrativa o discurso autocrítico”, así como la falta de contrapesos a la nueva administración.

“El poder sin contrapesos suele ser abusivo por más que se presente benevolente, suele ser opaco, poco transparente y empieza a cercenar derechos en el camino de que el fin justifica los medios”, sentenció.

La especialista señaló que hay “señales de clara concentración del poder no en el Estado, sino en el presidente”. “Todas las mañanas está ahí como un cura ante su congregación, un párroco ante feligreses regañando, dando lecciones de moral, citando a la Bibilia. [El presidente] se ha vuelto un guía espiritual. La conferencia mañanera no es un ejercicio de rendición de cuentas, es una homilía”, sostuvo.

En este sentido, reiteró que la democracia mexicana a la cual considera “débil” necesita ciudadanos e instituciones “y no crear un culto” en torno a la figura presidencial, por lo cual urgió a las generaciones jóvenes a cuestionar y ser críticos de la nueva administración federal.

Ante la pregunta de uno de los asistentes a la presentación del libro, Dresser Guerra afirmó enérgicamente que no será candidata presidencial ni ahora ni en el futuro. “Hay personas que nacieron para la política, que son muy pragmáticas, que están dispuestas a justificar medios anti democráticos para conseguir fines supuestamente benéficos. Yo no soy de esas personas, yo voy a seguir chingando desde afuera” (sic), concluyó ante aplausos.