Detectan más de 700 'niños fantasma' en estancias infantiles yucatecas

No se procederá legalmente contra las estancias con irregularidades, informó Díaz Mena

Lilia Balam
Foto: Archivo La Jornada Maya
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 2 de abril, 2019

Autoridades federales detectaron poco más de 700 niños fantasma en estancias infantiles de Yucatán, informó el coordinador de programas sociales del Gobierno Federal, Joaquín Díaz Mena, quien recalcó que no procederán legalmente contra los recintos en los que se detectaron anomalías. Agregó que se investigará una supuesta estancia fantasma localizada en Dzununcán.

Tras el análisis de las listas de menores que acudían a las estancias que recibían un subsidio federal, detectaron que 734 de los 6 mil 330 niños no acudían a esos recintos, es decir, el 11 por ciento de los alumnos de estancias eran niños fantasma, explicó el funcionario, quien recalcó que Yucatán “es uno de los estados con menor índice de menores no encontrados”.

Las anomalías fueron detectadas en diversos recintos, y según Díaz Mena, se debieron a que los niños dejaron de asistir a las estancias sin que se notificara a los responsables de las mismas o a autoridades de la delegación de la otrora Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

El coordinador afirmó que no procederán legalmente contra las estancias donde se encontraron irregularidades, únicamente rectificarán el padrón con las cifras ya corroboradas para que lleguen las órdenes de pago y en los próximos días inicie la entrega de los apoyos de mil 600 pesos bimestrales para cada menor y de 3 mil 200 pesos para niños con discapacidad.

De igual forma, comunicó que investigarán una estancia fantasma localizada en Dzunucán, pues comentó que supuestamente habían reportado la apertura de una y eso nunca ocurrió. El funcionario no dio más detalles sobre ese caso.

Finalmente, Díaz Mena señaló que “si una estancia daba un buen servicio, los padres entregarán el apoyo para que sigan cuidando a los menores” y estimó que a finales de mes ya debe estar regularizada la situación.

Por otro lado, representantes de medios de comunicación locales cuestionaron al funcionario sobre su sueldo, a lo que contestó que recibe 82 mil pesos mensuales pero que desde hace 21 años se dedica a la ganadería y hace sus declaraciones anuales como ganadero.

En ese rubro, admitió que recibe alrededor de un millón 400 mil pesos al año, lo cual “es la cantidad exacta de vender de 80 a 100 toros de engorda anualmente”. “Eso no es un secreto, desde hace 21 años soy miembro de la Ganadera de San Felipe. Gano 82 mil como delegado y le tenemos que sumar este ingreso que declaro de la ganadería. Pero no es que gane más que el presidente en la actividad que hago”, concluyó.