El deporte internacional

Tiger regresa a la cima en el Masters

Texto y foto: Ap
La Jornada Maya

Augusta, Estados Unidos
Lunes 15 de abril, 2019

Héroe caído, deportista prácticamente paralizado, campeón de un major otra vez. Tiger Woods completó ayer su largo y tortuoso camino de regreso a la cima del golf.

El astro de 43 años entregó una tarjeta de 70 golpes, dos debajo del par, y se impuso por un impacto de diferencia para conquistar por quinta vez el Masters de Augusta y conseguir el 15o. título de un major en su laureada carrera.

Pero Woods no ganaba en las grandes citas desde el Abierto de Estados Unidos de 2008. Y su victoria del domingo sigue a un largo periodo en que el golfista fue afectado por un derrumbe en el nivel de su juego, así como por lesiones debilitantes y problemas personales bochornosos. “Es abrumador, simplemente por todo lo que ha ocurrido”, dijo Woods en la cabaña Butler, a la que es llevado el monarca de este prestigioso torneo para que haga sus primeras declaraciones a la prensa.

Woods había sugerido que podía seguir compitiendo con los mejores del mundo del golf el año pasado, cuando triunfó en el Tour Championship. Fue su primera victoria en cualquier torneo desde 2013. Ahora, está en la élite de nueva cuenta. Se ciñó el saco verde en el Augusta National, donde no se coronaba desde 2005.

Primer título para Anisimova, ex reina del Mundial Juvenil Yucatán

A sus 17 años, Amanda Anisimova, campeona del Mundial Juvenil Yucatán en 2016, ganó su primera final del circuito de la WTA, tras remontar y superar 4-6, 6-4, 6-1 a Astra Sharma en la final de Bogotá.

La estadunidense perdió el primer set y estuvo un quiebre abajo en el segundo. Pese a su juventud, supo darle un vuelco al encuentro y se llevó el trofeo. La australiana Sharma jugó su primera final del circuito. Ambas jugadoras fallaron en el saque a lo largo del encuentro disputado en la cancha de arcilla del Carmel Club de la capital colombiana. Anisimova, sexta preclasificada y 76a. del mundo, se deshizo de su oponente de 23 años y dejó atrás la derrota que sufrió en Hiroshima, Japón, el año pasado, en su primera final.