Fin de acuerdo del tomate con EU impactará al agro mexicano

La cadena productiva incluye a Sinaloa, San Luis Potosí, Michoacán, Jalisco, Zacatecas y Puebla

Texto y foto: Notimex
La Jornada Maya

México
Martes 7 de mayo, 2019

Con la eliminación del acuerdo de suspensión del tomate con el gobierno de Estados Unidos, que impone un arancel temporal de 17.5 por ciento, se tendrá un impacto negativo en la actividad económica del medio rural nacional, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Dijo que se trata de una cadena productiva con presencia en más de 17 estados del país, como Sinaloa, San Luis Potosí, Michoacán, Jalisco, Zacatecas, Baja California, Puebla, Sonora, Morelos y Oaxaca, y exportaciones de cerca de dos mil millones de dólares.

La cuota compensatoria, que comenzará a correr a partir de este martes para los exportadores de tomate mexicano, implica un costo anual de más de 350 millones de dólares, según la Secretaría de Economía (SE).

Además, indicó que esta agroindustria representa el empleo directo de más de 400 mil trabajadores agrícolas y la generación de un millón de empleos adicionales en los distintos eslabones de la cadena.

Por ello, el funcionario federal enfatizó que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA) respaldan a los productores mexicanos para continuar con un mercado ordenado y el acceso del producto a Estados Unidos en condiciones que favorezcan a ambos países.

Dijo que con plena coordinación con las secretarías de Economía (SE) y de Relaciones Exteriores (SRE) se brindará el apoyo técnico necesario para que los productores continúen con las negociaciones y alcancen un arreglo consensuado, a fin de dejar en claro que no se ha incurrido en prácticas de dumping.

“Desde la Sader mantendremos un diálogo de alto nivel con nuestro homólogo en Estados Unidos, con quien hemos encontrado comprensión mutua para favorecer a los productores de ambos países en condiciones de equidad, promoviendo la competencia sana, el comercio justo y la complementariedad de los mercados”, añadió.