Incrementa número de muertos tras ataque a hotel de lujo en Pakistán

El Ejército de Liberación Baluch, un grupo separatista de Baluchistán, se atribuyó el ataque

Ap
Foto: Afp
La Jornada Maya

Quetta, Pakistán
Lunes 13 de mayo, 2019

La cifra de muertos en el ataque contra un hotel de lujo en Pakistán subió a cinco personas, según indicó el domingo un jefe regional de policía, sin incluir los cuatro agresores abatidos por las fuerzas de seguridad.

Las autoridades realizaron una operación de búsqueda tras el ataque del sábado por la noche en el hotel Pearl Continental, en la ciudad costera de Gwadar, al suroeste el país, explicó el jefe de policía Munir Ahmad Zia. No fue posible contactar con otros miembros del gobierno o el Ejército para hacer comentarios, y el jefe de policía declinó dar más detalles.

El primer ministro, Imran Khan, describió el ataque como un acto de terrorismo en un comunicado el domingo por la mañana. Elogió la “respuesta inicial de los guardias de seguridad y las fuerzas de seguridad” por haber evitado una tragedia mayor.

El Ejército confirmó el sábado la muerte de un guardia de seguridad y señaló que todos los huéspedes del hotel habían sido evacuados con seguridad. No estaba claro si las nuevas víctimas anunciadas eran civiles, guardias del hotel y miembros de las fuerzas de seguridad.

Cuatro agresores murieron, según dijeron el sábado dos altos cargos de seguridad que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a informar a la prensa.

El Ejército de Liberación Baluch, un grupo separatista de Baluchistán, se atribuyó el ataque del sábado y dijo que cuatro de sus combatientes habían participado.

El mimo grupo atacó en 2018 un consulado chino en la localidad sureña de Karachi, desencadenando una balacera en la que murieron tres insurgentes, dos policías y dos civiles.

Gwadar está en la provincia suroriental de Baluchistán, donde hay una pequeña insurgencia de separatistas que reclaman una porción mayor de los beneficios que producen el gas natural y recursos minerales de la provincia. Pakistán dice haber aplastado la insurgencia, pero la violencia ha continuado.