Julio Urías, en problemas por violencia doméstica

"Vamos a cooperar plenamente con las autoridades", aseguran Los Dodgers de Los Ángeles

La Jornada Maya
Foto: Twitter @LosDodgers

Los Ángeles, Estados Unidos
Miércoles 15 de mayo, 2019

El pítcher mexicano de los Dodgers, Julio Urías, fue arrestado en una investigación por un delito menor de violencia doméstica, confirmó ayer la policía de Los Ángeles.

Urías fue puesto bajo custodia a las 7.30 de la noche del lunes en un estacionamiento del centro comercial Beverly Center, dijo la portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles, Norma Eisenman. No se dieron más detalles sobre el incidente.

Los Dodgers indicaron en un comunicado que se enteraron de lo ocurrido la mañana de ayer y que no harán más comentarios mientras recopilan información.

“Toda denuncia de violencia doméstica se debe tomar con seriedad y recibir una respuesta inmediata”, añadió el equipo. “Y vamos a cooperar plenamente con las autoridades y el beisbol de las Grandes Ligas para asegurar que eso ocurra en este caso”.

La oficina de las Grandes Ligas (MLB) divulgó también una declaración en la que señaló que está al tanto del incidente y reunía información sobre lo ocurrido. MLB y el sindicato de peloteros pactaron una política sobre violencia doméstica en 2015, lo que da al comisionado el derecho de investigar y de imponer medidas disciplinarias.

Urías cubrió tres episodios sin permitir carrera como relevista para acreditarse el segundo salvamento de su carrera la noche del viernes, en la victoria 5-0 de los Dodgers ante los Nacionales de Washington. Tiene marca de 2-2 y 3.18 de efectividad en nueve apariciones.

Tenía 19 años cuando debutó en las Mayores con los Dodgers en 2016. Se convirtió apenas en el segundo adolescente desde 2000 en estrenarse en la Gran Carpa en 2016.

Otro lanzador mexicano, el relevista Roberto Osuna, estuvo involucrado en un incidente de violencia doméstica el año pasado cuando lanzaba con los Azulejos de Toronto. El actual cerrador de los Astros de Houston aceptó una suspensión de 75 partidos determinada por las Grandes Ligas.