Mujeres defensoras de DH en la Península viven violencia sociopolítica

En Yucatán las féminas padecen por el machismo en sus decisiones de salud sexual y reproductiva, señalan

Texto y fotos: Sandra Gayou Soto
La Jornada Maya

San Cristóbal de las Casas, Chiapas
Lunes 3 de junio, 2019

La acción de la violencia sociopolítica en la región sureste de México se expresa de distintas maneras. Lorena Peralta, colaboradora de la asociación civil Aluna, acompañamiento psicosocial, identificó una coincidencia en las experiencias de las mujeres que asistieron al encuentro de defensoras de derechos humanos en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, el 31 de mayo y primero de junio: hablar de la violencia.

Mujeres defensoras de Chiapas, Campeche y Yucatán hablaron sobre "las múltiples violencias que viven como mujeres, además qué tipo de violencia están viviendo como mujeres defensoras o periodistas", detalló Lorena.

Peralta considera que el enfoque psicosocial propuesto por Aluna les permitió centrarse en "la violencia sociopolítica y en la violencia patriarcal que está sustentada en un sistema económico neoliberal que no solamente despoja territorios, despoja ideas, creencias y eso desentraña la violencia en muchos sentidos".

El foco del encuentro estuvo en la violencia sociopolítica: "aquella que es ejercida por el estado que se sustenta no sólo en actos represivos que dañan el cuerpo, sobre todo es instrumentalizar el miedo para no oponerse a ese sistema económico patriarcal que sustenta estas múltiples violencias".

Aluna intentó desde el inicio del proceso de formación en 2018, la participación de alguna defensora de derechos humanos en Quintana Roo, sin éxito.

Distintas formas de violencia en Chiapas, Campeche y Yucatán

La manera en las violencias se manifiestan en Chiapas, Campeche y Yucatán son diferentes: "en Chiapas hay una historia de mucha lucha social, habla de una violencia mucho más dirigida, instrumentada no solo por el Estado, sino también por grupos paramilitares". Lorena considera que la violencia en Chiapas "es muy selectiva y tiende a ir a las cabezas líderes de estos movimientos de resistencia".

Lo compartido por las defensoras dejó por sentado que en "Yucatán es la violencia ejercida por el machismo (...) se habló de la situación que viven las mujeres sobre todo en torno a decisiones sobre su salud sexual y reproductiva". Las mujeres que se dedican a defender esos derechos "que están acompañando a mujeres que están sufriendo violencia sexual están siendo violentadas por hacer este tipo de trabajo", afirmó Lorena. "Estamos hablando del Estado y de grupos ultraconservadores católicos de derecha, que tienen una cierta legitimidad en la sociedad yucateca".

En Campeche "la lucha es muy específica, es la lucha del territorio, es también la lucha por la vida y la soberanía alimentaria agregaría yo, están yendo a contracorriente con la siembra transgénica, eso implica el despojo del agua, no es sólo de la tierra, la contaminación del aire".

Se enfrentan también a la "destrucción de la vida, no sólo la humana, mucho se ha hablado de la muerte de muchas especies de abejas, que son las que polinizan, las que posibilitan que haya una diversidad de alimentos", esa es la violencia a la que se enfrentan las mujeres de Campeche.

Lorena Peralta considera que Campeche no se "autoreconoce como un estado que tiene una trayectoria histórica de lucha social, creo que ha sido bastante interesante el proceso que han tenido para conocer de sus derechos y sobre todo de exigirlos".

Espacio de reflexión interna y análisis político

El objetivo del encuentro de formación para defensoras en temas de seguridad y enfoque psicosocial, fue el de "compartir algunas herramientas mínimas básicas para que puedan fortalecer o puedan ir integrando estas herramientas en sus respectivos trabajos".

Este proceso de formación estuvo más enfocado a la parte del fortalecimiento interno más que al fortalecimiento de los acompañamientos que realizan estas organizaciones". Lorena detalló que fue un proceso de formación "muy introductorio, aunque pequeño es muy significativo (...) fue un espacio de reflexión interna, pero también de mucho análisis político (...) intentamos compartir una base mínima teórica del enfoque psicosocial".

El objetivo central de Aluna es fortalecer a sujetos políticos: organizaciones de derechos humanos, periodistas y colectivos desde varias áreas: "acompañamiento, formación e incidencia".

Después de dos días de reflexión, dinámicas, convivencia e intercambio de experiencias, las participantes del encuentro agradecieron la oportunidad de compartir y coincidir en un mismo espacio, coincidieron en que es el momento histórico de tejer y fortalecer redes en la región frente a realidades actuales como el derecho a la salud sexual y reproductiva; los megaproyectos eólicos y fotovoltaicos; siembra transgénica; migración y el Tren Maya.