Sí hay riesgo de más apagones en la península: empresarios

Se deben tomar las medidas pertinentes para abastecer gas natural, señalan a nivel estatal y nacional

Lilia Balam y Abraham Bote
Foto: Raúl Angulo Hernández
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 17 de junio, 2019

Si las autoridades federales no solucionan el problema del desabasto de gas natural en la región, sí existe el riesgo de que ocurran más apagones en la península y se generen afectaciones a las industrias de la zona, declaró el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), José Manuel López Campos. Al igual que líderes empresariales locales, manifestó su preocupación ante la declaratoria del Estado Operativo de Emergencia para la península de Yucatán en materia energética del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

Como se ha informado en La Jornada Maya, a través de un oficio el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) declaró a la península de Yucatán en “estado operativo de emergencia” en materia de energía eléctrica, ya que la demanda máxima de la península desde abril hasta octubre de este año, será de 2 mil 120 megavatios y por lo menos se deberá contar con 985 para garantizar el suministro de energía eléctrica en la región. Sin embargo, solo se tienen 732 megavatios disponibles.

En entrevista, López Campos comunicó que si las autoridades no toman las medidas pertinentes para abastecer de gas natural a la península, sí habría más apagones en la región.

De ser así, habría un impacto importante a la industria, al comercio y al turismo de la zona y no solamente durante el tiempo en que ocurra el apagón, pues se afectaría a las líneas de producción y con ello, el cumplimiento a los proveedores, así como la imagen que se proyecta a quienes visitan cualquiera de los tres estados de la península durante la temporada alta de verano, agregó.

También se vería afectada la ciudadanía en sus propias casas, pues no contaría con el servicio para aplacar las altas temperaturas que azotan la región en esta temporada.

El líder empresarial recordó que se han reportado avances en cuanto al ducto que va de Texas, Estados Unidos, a Tuxpan, Veracruz. Dicho artefacto manda gas a una planta de rebombeo en Cempoala, que ahora es bidireccional y puede enviar el energético al sur del país.

Sin embargo, hace falta que se instalen turbocompresores para que el insumo llegue a la península, por lo que la expectativa es que ese proyecto se acelere para que no ocurran “eventualidades” en la zona peninsular, externó.

“Ya estamos con temperaturas altas, con escasez en el suministro de gas y los problemas se van a empezar a presentar. Esperemos que se pueda acelerar, y si fuera necesario incluso llevar el gas licuado a la península, para que no se llegara a concretar la eventualidad de tener apagones”, sostuvo.

López Campos participará esta tarde en la presentación del Plan de Trabajo de la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). En el evento también se contará con la presencia de la Secretaria de Energía, Rocío Nahle García y demás autoridades del rubro, y se prevé que se aborde el asunto del desabasto de gas natural en la península.

Líderes empresariales locales urgen a las autoridades resolver el problema

Alejandra Pacheco Montero y Alberto Abraham Xacur, líderes de las cámaras Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), y de la Nacional Industria de la Transformación (Canacintra) en Yucatán respectivamente, recordaron que el problema energético en la región no es nuevo, pero es necesario que las autoridades aceleren los proyectos relacionados con el suministro de ese insumo para evitar afectaciones a nivel económico y social.

Pacheco Montero, expresó que la iniciativa privada local “ha sido muy paciente” en el tema del costo del servicio de energía eléctrica y del abasto del gas natural, pero el comunicado del Cenace “alarmó” a la agrupación que dirige, ya que actualmente falta la infraestructura necesaria para garantizar el suministro del insumo. Añadió que la Canirac estará pendiente de los acuerdos a los que llegue el CCE con las autoridades federales esta tarde.

Por su parte, Abraham Xacur, subrayó que la declaratoria podría ser útil para dar celeridad a los proyectos que pueden solucionar el problema energético en la península, como conectar el ducto que va de Texas a Tuxpan con los ductos de Mayakan, que son los que surten a la región.

De igual forma, recordó que en Yucatán está pendiente la construcción de 24 parques de energías limpias. “Si estuvieran funcionando no tendríamos este problema, produciríamos más energía que la que necesita la península en total”, dijo y recalcó que actualmente la granja solar de Valladolid está suspendida, después de que habitantes de la comunidad tramitaran un amparo. También mencionó que en caso de no atenderse la situación, comenzarán a visualizarse fuertes afectaciones a nivel económico y social.

Por otro lado, a través de un comunicado, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) recalcó que aunque en poco más de seis meses es complejo solucionar problemas que datan de administraciones anteriores, es necesario que el Gobierno Federal actual “debe hacerlo sin cortapisa y con visión de estado y futuro”.

“Ante el grave problema que se avecina, creemos que es momento de destinar la mayor cantidad de recursos humanos, técnicos y económicos para resolverlo en definitiva, así como buscar soluciones alternas, como apoyar la instalación de parques de energía limpia, siempre cumpliendo con la ley y sin ceder a presiones o amenazas de grupos que no desean el adecuado desarrollo de nuestro estado”, indica.

Dice la Cenace que siempre no

Por otro lado, hace unas horas el Cenace hizo pública una nota aclaratoria, en la cual señala que “la declaratoria de Estado Operativo de Emergencia en la península, en este momento no tiene ningún fundamento”.

En el documento, que también fue compartido por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en su cuenta de Twiiter (@CFEmx), se indica que las líneas de transmisión entre Escárcega y Ticul tienen una capacidad máxima de 2 mil 470 megavatios, “por lo que la disponibilidad mínima necesaria requerida en el parque de generación de la península no deberá ser menor a 985 megavatios”.

También se menciona que se solicitó a la red de gasoductos hacer “un esfuerzo mayor” para incrementar la oferta de gas natural a través del gasoducto Mayakán, con el fin de aumentar la disponibilidad de las centrales de ciclo combinado Mérida III, CCC Campeche y CCC Valladolid. Igual sostiene que las limitaciones de la descarga de diésel en la Mérida III “se han subsanado”.