Incertidumbre en Centro de Mérida por nuevo reglamento de ruido

Vecinos afirman que desconocen los lineamientos

Abraham Bote
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 19 de junio de 2019

A pesar de que el Cabildo de Mérida aprobó este martes el nuevo reglamento para regular el ruido en la urbe, vecinos del Centro Histórico externaron su preocupación e incertidumbre sobre el tema, pues afirman que todavía no conocen los lineamientos de esta nueva norma, cuya versión final esperan analizar para opinar "y hacer lo que corresponda desde su trinchera, con toda responsabilidad ciudadana y acabar con el problema del ruido".

El alcalde Renán Barrera Concha indicó que se llevó a cabo la socialización del reglamento, presentándose dicha propuesta a los vecinos, cámaras empresariales, dueños de bares y discotecas y expertos en urbanismo que analizaron el borrador y presentaron propuestas para determinar su viabilidad e incluirlas en el documento final.

Sin embargo, Lorena Velázquez, integrante de la agrupación Todos Somos Mérida, que alberga a residentes locales y extranjeros del corazón de la ciudad, subrayó que hasta el momento no conocen las modificaciones del reglamento: "estamos en incertidumbre y en espera de la versión ya publicada", indicó.

Para Velázquez, es un avance que se haya aprobado norma, pero no garantiza que se acabe el conflicto del ruido. "No conocemos la versión final del reglamento", reiteró.

Por su parte, Enrique Ancona Teigell, presidente del Patronato para la Preservación del Centro Histórico de Mérida, comentó que sí tuvieron acceso a este nuevo reglamento y es “adecuado a las necesidades de la ciudadanía: es lo que se requiere y necesita", aunque coincidió que no basta para acabar con el conflicto, pues tiene que haber disposición y conciencia por parte de todos los involucrados. "Cuando hay la voluntad de poder respetar a los demás, es cuando se va a lograr esa convivencia... si hay un entendimiento y una conciliación, no hay enfrentamientos", subrayó.

“No hay buenos o malos, tenemos que lograr esa armonía, conciliación, y podamos estar todos. Si tengo que hacer trabajos en mi local, en mi establecimiento para poder evitar que el ruido pase a tu predio, lo tendré que hacer porque hay hay un reglamento”.

Una de las adecuaciones que destacó Ancona Teigell es considerar la denuncia ciudadana y que se verifique la afectación real.