Los migrantes son capital de crecimiento, no holgazanes: activista

Director de Casa Refugiados A.C. llamó a evitar caer en comentarios y difusión de ideas xenofóbicas

Texto y foto: Notimex
La Jornada Maya

Ciudad de México
Martes 25 de junio, 2019

Para el activista Gerardo Talavera Cervantes los migrantes no son ni holgazanes ni delincuentes ni analfabetas, sino más bien personas que pueden aportar una gran riqueza al lugar donde lleguen si se les da una oportunidad, lo que seguramente buscan.

El protector de inmigrantes provenientes de por lo menos 39 países aseveró que todo ser humano “somos portadores de capitales”, desde culturales hasta humanos y pocas veces económicos, pero que si se aprovechan pueden ayudar a crear ese clima de paz que buscan muchos desplazados.

El también director de Casa Refugiados A.C. llamó a evitar caer en comentarios y difusión de ideas xenofóbicas como la señalada durante una entrevista a la directora general adjunta de vinculación, Cultura y Educación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Tania Ramírez Hernández.

En dicha entrevista se denunciaba que “la migración es un peligro, los migrantes son delincuentes, holgazanes y analfabetas” lo que, dijo, es un juicio alejado de la realidad, que limita la posibilidad de un ambiente de paz.

Durante el conversatorio “Discriminación y xenofobia a las personas migrantes”, convocado por el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), Talavera Cervantes comentó que, si se hace conciencia, más de la mitad de los habitantes de la Ciudad de México no son originarios de esta ciudad.

Más bien provienen de afuera “y para ello basta con preguntar a nuestros padres, descubriremos que muchos vienen de fuera”.

En ese sentido, refirió que toda migración puede traducirse en una oportunidad de crecimiento si se aprovechan precisamente esos capitales que los seres humanos de otros lugares pueden traer.

Los migrantes son personas que no querían dejar sus lugares de origen, sin embargo las circunstancias los obligaron a desplazarse, por lo que menos quieren es generar problemas, sino buscar una oportunidad para vivir en paz.

Descartó que por ello se les pueda calificar como holgazanes, ya que si así fuera no se hubieran desplazado desde sus lugares de origen, que en muchos casos se encuentran a distancias muy lejanas.

Sobre la acusación que se hace contra ellos sobre su supuesto analfabetismo advirtió que ese problema se genera por condiciones de desigualdad, no de migración, y que en muchos de los países de donde huyen la situación de desigualdad es tan marcada que por ello su nivel educativo no es el mejor.

Igualmente llamó a no generalizar que todos los migrantes sean delincuentes, porque entre quienes migran hay mucha gente de buena voluntad que solo quiere vivir en paz.

Es cierto que también está el camino paralelo en el que pueden caer estas personas como consecuencia de la desigualdad de la que están huyendo y que deriva en delincuencia, pero esta es una situación que también se da sin necesidad de migración, planteó.

Esos, dijo, son los motivos por los que Casa Refugiados A.C. busca ayudarlos bajo tres ejes centrales que son integración local, asistencia humanitaria a personas en situación vulnerable y desarrollo de entornos educativos con un enfoque de paz.

Desde su perspectiva, de esa manera se garantizan las condiciones para que quienes migran puedan encontrar un lugar donde asentarse y contribuir a un crecimiento enriquecido.