Mujeres comparten experiencias en conversatorio 'Salir del clóset'

El encuentro se llevó a cabo en el Tapanco Centro Cultural, organizado por Eva Santos

Sandra Soto Gayou
Foto: El Tijeretazo
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 26 de junio, 2019

Más de una treintena de mujeres lesbianas y bisexuales formaron parte del primer conversatorio organizado por Eva Santos, fundadora de "El Tijeretazo. Recortería feminista", el cual se llevó a cabo el pasado viernes 21 de junio en el Tapanco Centro Cultural y abordó un tema con el que todas las participantes se sintieran identificadas: salir del clóset.

Las asistentes compartieron sus experiencias de lo que implicó para ellas “salir del clóset como lesbiana o como bisexual”, dijo Eva en entrevista con La Jornada Maya, se dijo muy sorprendida por la asistencia “llegaron muchas más chicas de las que yo me imaginaba, como 35”.

En el patio trasero del Tapanco “se acomodaron las mesas, se dio un ambiente súper bonito”, relató Eva, “de mucha confianza”. Al conversatorio acudieron mujeres que forman parte de otras colectivas a compartir sus vivencias, estuvo “La papayera” con sus kombuchas; “Mérida no es blanca, es una chava que hace stickers; Femhouse, una chava que hace reparaciones de casas, eléctricas, mecánica, plomería, exclusivo para mujeres” y Reflexión y Acción Feminista.

En las vivencias que se escucharon Eva distingue dos constantes: “que su familia al principio como que no entendía pero les terminó apoyando y otro donde la familia no les apoya, ni les apoya para nada y cómo tuvieron que buscarse sus propios espacios”.

El tema de la discriminación estuvo presente en el conversatorio, por su apariencia, por no verse “como una lesbiana común, tienen que estar casi justificando, casi mostrando pruebas de su orientación”.

Eva destacó que las mujeres bisexuales que asistieron comentaron que “fue un gran reto con su familia, su grupo de amigos, incluso en la comunidad LGBT decir: no estoy confundida, esta es mi identidad, la preferencia sexual que tengo”, para la organizadora fue muy enriquecedor escuchar ambas posturas, fue la primera vez que chicas bisexuales se sintieron convocadas “a un evento como este”. En general, Eva lo percibió como un momento “muy íntimo, muy personal dentro de un espacio seguro con la certeza de que tanto su identidad como lo que platicaran iba a quedar ahí”.

Las participantes del conversatorio llegaron a la conclusión de que sí es necesario “salir del clóset, ayuda a dar pasos en esta lucha de la comunidad lésbico-bisexual”, sin embargo comprenden a las mujeres que aún no se sienten seguras ni listas para dar ese paso, por la “discriminación en la ciudad es muy fuerte”.

Como organizadora Eva percibe que hay “un gran deseo de todas las chicas de encontrarse, de platicar, de compartir estas luchas que al final son las luchas de las otras, me da mucho gusto que las chicas estén respondiendo con tanta alegría”.

Eva tiene la intención de repetir estos conversatorios una vez al mes, para generar un diálogo en temas que les son comunes y crear una comunidad “un poquito más sólida, más visible incluso, de lesbianas y mujeres bisexuales”.