'Drag queen story hour', propuesta para que niños se acerquen a la diversidad

La lectura de cuentos infantiles por parte de drag queens comenzó en Estados Unidos

Katia Rejón
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 4 de julio, 2019

La lectura de cuentos infantiles por parte de drag queens comenzó en Estados Unidos como una forma de mostrarlas como artistas, en espacios que no fueran los estereotipados. En Yucatán, se llevará a cabo el primer evento de este tipo, Drag queen story hour, con Kimmy Bomba, este domingo 14 de julio a las 11:30 horas en la Librería Educal, ubicada en la calle 60 entre 59 y 61 del centro histórico.

Los cuentos suelen ser lecturas sobre respeto, tolerancia y diversidad; sin embargo, en entrevista Kimmy Bomba comentó que no tocará temas de la diversidad sexual pues todavía resulta polémico. Entre los textos que leerá de forma dinámica y atractiva están Una niña hecha de libros, de Oliver Jeffers; y cuentos de la Secretaría de Educación Pública como El libro de Óscar, de Almada Rivero Marcos y No te metas conmigo, de Pat Thomas, sobre el bullying.

Recordó que hace unas semanas se llevó a cabo en Monterrey, Nuevo León ,una actividad con drag queens para público infantil, lo que provocó que un grupo de personas denunciara a las artistas por “corrupción de menores”. Esto, aclaró, sólo provocó que se hiciera una organización en la Ciudad de México que promoviera la lectura de drag queens.

“Yo había contactado a la asociación de Estados Unidos, pero cuando se formó una en la Ciudad de México, les escribí para preguntarles qué tipo de cuentos podía compartir, cómo es la dinámica, y qué actividades se pueden hacer”, expresó Kimmy Bomba.

La lectura está dirigida a niños y niñas de entre cinco y 10 años; comentó que tiene experiencia como cuentacuentos porque es maestro de inglés y ha realizado anteriormente este tipo de actividades. También cuenta con conocimiento de dinámicas y herramientas pedagógicas para hacer el evento, “no es una ocurrencia nada más”, añadió.

El objetivo es que las personas, y sobre todo los infantes, conozcan a las drag queen en espacios que no sean sólo “nocturnos”, sino familiares, que sepan que son personas y artistas. “Las personas me motivan, me dicen que ya es momento porque no se ha hecho ni en el sureste, y muy poco en México”, finalizó.