Excepciones a la tercera ley de Newton

La Resaca 2.0

Normando Medina Castro
Foto: Lopezobrador.org.mx
La Jornada Maya

Jueves 11 de julio, 2019

A una acción siempre seguirá una reacción, del tamaño de los intereses que afecte una acción serán las reacciones, por eso un cambio de régimen implica necesariamente una oposición sistemática y constante de los desplazados del poder, pero en ningún momento se justifican acciones que dañen a nuestro país.

A una revolución siempre sigue una contra revolución, por esa razón Lenin decía que una revolución “sólo es verdadera revolución si sabe defenderse”.

Cuando se trata de una democracia y es el pueblo que de manera pacífica y mediante el sufragio posibilita un cambio, resulta irracional que los rechazados por la voluntad popular sigan una estrategia fascista basada en dañar a las mayorías para recuperar el poder.

Es muy evidente que los enemigos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador forman un solo bloque que, se oponen a todo, sin importar si es de beneficio mayoritario, y miran con desprecio a quienes encumbraron y siguen apoyando al mandatario. Los ofenden, los enfrentan y utilizan los andamiajes y recursos que aún conserva el viejo régimen: medios de comunicación, intelectuales orgánicos, políticos conservadores, organismos “autónomos”, asociaciones de la misma ultra derecha partidista disfrazada de sociedad civil, oficinas montadas para fabricar mentiras con sus trolls y sus bots, etc.

Si quieren retornar al poder que conquisten la voluntad popular, que honren la verdad, que sus acciones no dejen lugar a dudas de que quieren lo mejor para México y no restablecer el viejo régimen de corrupción e impunidad, de miseria y desigualdad, de violencia e inseguridad que se pretende transformar.

Oponerse a todo, dividir al país y acusar a quien tiene el indudable apoyo popular, de ser quien divide, simplemente es mezquino y es un insulto a la inteligencia del pueblo. Definitivamente esa no es una oposición democrática. Si López Obrador hiciera una campaña contra el mosquito transmisor del dengue, el bloque opositor apoyaría a los mosquitos. Como en su momento apoyaron a los huachicoleros y la construcción del nuevo aeropuerto de Texcoco, cuya inviabilidad técnica se evidenció al inundarse drásticamente con las primeras lluvias, al grado que la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros le retiró su apoyo y reconoció que lo mejor fue cancelar la obra.

La impresentable oposición apoya a los policías federales rebeldes y amotinados, carentes de los valores fundamentales inherentes a su investidura como son la lealtad y el respeto. No es justificable que quienes tienen obligación de hacer cumplir la ley la violen de manera flagrante y bloqueen calles, avenidas y puentes. Siquiera que se quiten el uniforme, aunque tristemente están acostumbrados a deshonrarlo. No es justificable la agresión que cometieron contra su superiora la Coordinadora de la Guardia Nacional, doctora Rosalinda Trujillo, quien fungía como Comisaria de la PF. Los insultos contra el presidente López Obrador, comandante supremo de la fuerzas armadas del país, simplemente son una aberración, sobre todo cuando provienen de policías. ¿quién no recuerda el escándalo y la brutal campaña mediática por el “cállate chachalaca” a Fox? ¿dónde están esos furibundos defensores de la investidura?

La periodista y escritora Anabel Hernández, expresó en el programa Astillero de Julio Hernández en Radio Centro, que la Policía Federal es una institución corrompida que ha servido al crimen organizado y gozó de impunidad en el gobierno del ex presidente Felipe Calderón, incumpliendo exámenes de control y confianza elementales para policías, como el polígrafo y el antidoping.

Ahora magnifican, sin pensar en que pudiera tener consecuencias negativas en los mercados, o quizás con esa pretensión, la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Se rasgan las vestiduras y gritan a voz en cuello que se trata de la debacle de la 4T. No hay tal. Su escándalo provocó un alza momentánea del dólar y posteriormente vino una recuperación del peso por la rápida reacción del Presidente López Obrador al nombrar a Arturo Herrera, reconocido financiero visto con buenos ojos por el empresariado, en sustitución de Urzúa.

Excelente noticia para el sur de Quintana Roo fue el inicio de operaciones de la Guardia Nacionalen Othón P. Blanco, sobre todo considerando el incremento de crímenes de alto impacto en Chetumal y en el municipio vecino de Bacalar. La presencia de la GN con alrededor de 300 elementos que trabajarán en coordinación con todas las demás corporaciones, será fundamental para recuperar la tranquilidad perdida en la zona. Para nadie es un secreto que la frontera sur de México, específicamente la de Quintana Roo con Belice y Guatemala, estaba en el olvido, como tierra de nadie, donde el tráfico de indocumentados, de armas y de drogas ha sido impune. La Guardia Nacional, como ha venido haciendo en distintas partes del país, apoyada en trabajos de inteligencia, deberá actuar de manera eficiente y con apego a la ley.

Con la Guardia Nacional también cobra mayor viabilidad la reactivación del cruce fronterizo del subteniente López, abandonado por el anterior gobierno federal condenando a los habitantes de la comunidad conocida también como Santa Helena a convertirse en pueblo fantasma y a merced del crimen organizado. El senador por Morena, José Luis Pech, no ha quitado el dedo del renglón y sigue con sus gestiones ante Migración y Hacienda para reactivar ese paso que, además de ser una sentida demanda social, tiene mayor atractivo por la imponente vista del río Hondo.

No se entiende por qué los diputados que aprobaron la ley de protección y bienestar animal que prohíbe las corridas de toros, los carruajes tirados por animales y las peleas de gallos en Quintana Roo, no asistieron ni tuvieron participación en la consulta pública que se hizo sobre el tema en el domo Cecilio Chí, de la población de Felipe Carrillo Puerto.

El cambio crea expectativas, sacude inercias, ya sea para avanzar o retroceder. La renuncia de Francisco López Mena a la secretaría de Gobierno del Estado, era más que necesaria ante su evidente inoperancia. Y el remplazo de Eliseo Bahena en la titularidad de la SEDARPE era obligada por el proceso legal que enfrenta. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño Estado.

¡HASTA LA PRÓXIMA!


profenor1960@hotmail.com