Presentan proyecto para degradar la talofita en 'Playa'

No estamos dragando ni metiendo químicos, es nanobiología refiere Joel Escalante

Rosario Ruiz
La Jornada Maya

Playa del Carmen, Quintana Roo
Jueves 11 de julio, 2019

Degradar el sargazo y aprovecharlo para generar arenales es el proyecto que presenta Grupo Xhero, empresa que asegura puede solucionar el problema del recale del alga a través de la nanobiología.

En rueda de prensa realizada la mañana de este jueves en Playa del Carmen acompañado de autoridades locales, empresariales y Arturo Abreu Marín, delegado federal en el estado de Quintana Roo, Joel Escalante López, presidente ejecutivo de Grupo Xhero, explicó en qué consiste su proyecto.

“Permitimos al mar, con una especie de catalizador, que haga su proceso natural que ha sido obstaculizado por todos los procesos de contaminación por la sobreexplotación de las playas… no estamos dragando ni metiendo químicos, es nanobiología con los mismos organismos de cada cuerpo de agua que tratamos”, aseguró.

Destacó que el sistema llamado Playa Xhero lleva 10 años de investigación y cuatro años aplicándolo “incógnitamente”. Han realizado 47 aplicaciones en el estado, principalmente en Cancún, Playa del Carmen, Tulum, Mahahual y Puerto Morelos; en algunas zonas recuperaron hasta 20 metros de playa.

Para su aplicación hacen un análisis y selección de organismos, “limpiamos la arena, ganamos flora y fauna marina, se ganan arenales y en ese interviene la degradación del sargazo y el aprovechamiento de sus propiedades hasta llegar a una playa Xhero o recuperada”.

No cuentan con permisos

Sin embargo, al ser cuestionado sobre si tiene con los permisos para llevar a cabo esta técnica, aceptó que no cuentan con ellos. Al quite salió el delegado federal Abreu Marín, quien dijo: “yo le pido a Conanp y Profepa que en estos momentos de crisis se olviden del librito porque si seguimos con el librito y las prohibiciones vamos a prohibir cosas (sic)”.

Al valorar desde su punto de vista que es mayor el beneficio que traería este proyecto que los trámites burocráticos que tendrían que llevarse a cabo para su aprobación, dijo que podían trabajar en las playas “y ya que esté aplicado hacer el estudio en un laboratorio, sin pedir permiso”.

El delegado federal en el estado de Quintana Roo reconoció que ya conocía el sistema, pero no lo habían presentado, ya que no estaban dadas las circunstancias. Manifestó que él ha hecho el acercamiento de esta empresa con hoteleros de Benito Juárez.

Recordó que la lucha contra la talofita también ha representado para muchas personas una oportunidad de ganar ingresos; incluso hablaron de traer “barcos holandeses o daneses con una inversión muy grande de parte de los gobiernos” y se mostró a favor de opciones como esta, cuyo costo, de acuerdo con el representante de la empresa, es sólo del cinco por ciento de lo que han costado otros proyectos.