Alza en el crudo por tormenta en el Golfo de México y tensiones en Medio Oriente

Se suspendieron más de la mitad de las operaciones tras el fenómeno meteorológico

Texto y foto: Reuters
La Jornada Maya

Berlín, Alemania
Viernes 12 de julio, 2019

Los precios del crudo rondaban cerca de máximos de seis semanas el viernes, en camino a cerrar la semana con avances después de que los productores en el Golfo de México suspendieron más de la mitad de sus operaciones por la llegada de una tormenta tropical, además de la continuada tensión en Oriente Medio.

No obstante, la previsión de un superávit del petróleo mundial por parte de la Agencia Internacional de Energía (AIE) limitaba las ganancias. La agencia vaticinó el viernes que el aumento de la producción petrolera en Estados Unidos superará la ralentizada demanda mundial y provocará un fuerte alza de existencias a nivel global en los próximos nueve meses.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) predijo el jueves un retorno al superávit el próximo año pese a su pacto de recortes de producción con sus aliados.

A las 1105 GMT, los futuros del crudo referencial internacional Brent mejoraban 18 centavos, o un 0.27 por ciento, a 66.70 dólares el barril. En la víspera bajó un 0.7 por ciento, tras tocar su máximo desde el 30 de mayo, a 67.65 dólares.

Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos avanzaban 0.07 dólares, o un 0.12 por ciento, a 60.27 dólares el barril. El jueves cotizaron en 60.94 dólares, su cota más elevada desde el 23 de mayo.

Los precios del Brent han trepado un 4.5 por ciento esta semana, mientras que los del WTI han ganado un 5.5 por ciento. Ambos referenciales registraron declives la semana pasada.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos llevan cuatro semanas a la baja y los precios se han visto respaldados por las suspensiones de parte de las operaciones en el Golfo de México por la llegada de la tormenta tropical Barry.

Asimismo, el mercado sigue acosado por las tensiones entre Irán y Occidente. Teherán dijo el viernes que Reino Unido está participando en un “juego peligroso” tras la captura la semana pasada de un tanquero iraní por sospechas de que estaba violando las sanciones europeas y llevando crudo a Siria.