Selección de natación artística busca brillar de nuevo, con la mira en Tokio

Yucateca Regina Alférez destaca que darán todo en Corea

Antonio Bargas Cicero
Foto: FMN
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 12 de julio, 2019

Regina Alférez y la selección mexicana de natación artística están en la antesala de la oportunidad por la que tanto han trabajado.

El proceso de uno de los equipos nacionales que mejor se prepara y más resultados dio en los últimos años llega a un punto culminante, el Campeonato Mundial de Natación de Gwangju, que será prueba fundamental a partir de este fin de semana para llegar en plenitud a los Juegos Panamericanos de Lima, que arrancan en dos semanas, en busca del ansiado boleto olímpico por equipos, una de las principales metas trazadas por las dirigidas por Adriana Loftus.

Todo lo hecho anteriormente tiene como uno de los grandes objetivos ese pase a Tokio 2020, por el que lucharán en tierras incas.

La histórica actuación de hace dos años en Budapest, donde la selección, con tres yucatecas, Alférez Licea, Karem Achach, hoy regidora del Ayuntamiento de Mérida y Wendy Mayor, se convirtió en la primera de México en alcanzar seis finales en un mundial. El abrumador dominio en los Centroamericanos de Barranquilla hace un año. El sobresaliente desempeño en diferentes torneos, como el de Barcelona hace unos meses, donde fueron medallistas. Están más que listas, como dijo Regina en entrevista con La Jornada Maya, desde Corea del Sur, donde las sirenas se alistan desde hace unos días.

Más que pensar en igualar lo hecho en el verano de 2017 en Hungría, el enfoque de las ondinas está, como siempre, en superar lo hecho en la prueba anterior y mejorar las marcas. “Sólo espero que mejore nuestro desempeño, y por lo tanto las puntuaciones con respecto a la competencia anterior”, señaló Alférez, quien como pieza clave del equipo puede hacer historia de conseguirse el boleto olímpico en conjunto por primera vez desde 1996.

La yucateca entra en acción el domingo en las preliminares de equipo técnico, cuya final será el martes próximo. Al día siguiente hay preliminares de equipo libre. “Regina es una chica joven, que sigue madurando y creciendo, y todavía lo mejor de ella no lo hemos visto, tiene mucho potencial”, indicó Carlos Sáenz, titular del Idey.

El retiro de Karem, pilar del conjunto nacional, fue un duro golpe, y hubo que ajustar también con la salida de Mayor, pero Alférez confía en que continuarán los buenos resultados. “Nos hace especiales que todas compartimos el mismo objetivo”, apuntó la sirena. “Somos personas aguerridas y con mucha pasión, dispuestas a dar todo para conseguir lo que nos proponemos”.

Parte de la preparación de la selección fue vistosa y ovacionada presentación en la piscina del Salvador Alvarado –la estancia en la capital yucateca fue muy provechosa, de acuerdo con la entrenadora y las ondinas-, y una actuación de despedida que hizo vibrar al público en la capital. El momento de la verdad llegó. Y las primeras en actuar fueron Nuria Diosdado y Joana Jiménez, la nueva pareja de la líder del equipo, tras la partida de Karem. “Me parece que es un excelente dueto”, comentó Alférez.

“Se han sabido complementar muy bien y estoy segura de que harán un excelente papel en el mundial”. Lo mismo se espera de un equipo sólido y unido tanto en Gwangju como en Lima, donde buscarán una vez poner en alto el nombre del país.