Sosa, a selecto club en la LMB y a la historia de los Leones, con explosiva noche

Yucatán conectó dos jonrones de tres carreras en su sexta entrada récord contra Unión Laguna

Antonio Bargas Cicero
Foto: cortesía Leones de Yucatán
La Jornada Maya

Mérida
Viernes 12 de julio, 2019

Humberto Sosa logró la noche del jueves en Torreón lo que Ray Torres, Nick Castañeda, Arturo DeFreites o cualquier otro toletero en la historia de los Leones no pudieron hacer: conectar dos jonrones en una misma entrada.

El receptor veracruzano, quien jugó al recibir la noche de descanso Sebastián Valle, consiguió una hazaña que sólo 22 bateadores antes que él concretaron en la Liga Mexicana de Beisbol y condujo una victoria de 14-3 sobre los Algodoneros, con la que Yucatán sacó la escoba en el Estadio Revolución. La proeza de Sosa, quien se caracteriza por su fuerza y bateo oportuno, no se veía en el circuito desde hace 11 años, cuando ocurrió por conducto de Luis Alfonso García (Monterrey) y Donzell McDonald (Monclova) ante Laguna y Tijuana, respectivamente.

En total ya pasó 24 veces en la LMB, cuatro este año, y el único con par de cuadrangulares en un episodio en dos ocasiones, lo que es otro récord, es Alejandro Ortiz, con Dos Laredos, en años seguidos (1990-91), contra San Luis y Jalisco. Sosa, quien juega para La Marista en la Liga Meridana de Invierno, estuvo cerca de otra marca de la Liga –más cuádruples contra el mismo pítcher en el mismo acto-, pero Laguna relevó a José Frutos, a quien el cátcher león le conectó bombazo por el izquierdo para abrir la sexta, con Eumir Sepúlveda, víctima de un cañonazo de tres anotaciones con dos auts del ex rojo del Águila que coronó una sexta entrada histórica para Yucatán. Es obús hizo explotar al joven derecho, quien cedió su lugar a Miguel Esparza.

“El Actor” McDonald, ex primer bate de los rugidores, sí se fue para la calle dos veces ante el mismo lanzador (César Martínez, de Tijuana), el 22 de marzo de 2008.

Sosa se unió a selecto que inauguró Alfred Grunwald, de los Tigres, frente a Poza Rica, en 1965, y que también incluye a Jack Pierce, Jesús “Samarito” Vega, Orlando Sánchez y Javier Robles. El receptor, en su quinta campaña en la cueva, se convirtió en el primer león en disparar par de bambinazos en un capítulo, pero las fieras ya habían sido víctimas de una actuación de ese tipo, por parte de Leon Tucker, de Poza Rica, en 1958.

El periodista Hiram Berman señaló que este año también lo consiguieron en la LMB, Yamaico Navarro, Max León y Cade Gotta.

En la sexta entrada de anteanoche en Torreón el de Sosa no fue el único palo de vuelta entera de tres registros; Walter Ibarra también la mandó para la calle, remolcando a Jorge Flores y Jonathan Jones. Un bateador después de Ibarra, Art Charles, quien fue titular como bateador designado, se voló la barda del derecho, el primer cuadrangular para el integrante del equipo campeón del 2018.1 y que viene de larga rehabilitación de una lesión en la cadera, desde el 25 de julio pasado, cuando la botó ante los Diablos en el Kukulcán Alamo.

Con esos cuatro bambinazos en un rollo los Leones igualaron otra marca del circuito, de la cual ya habían sido víctimas, el 26 de marzo de 1986, en la quinta entrada, contra Monclova, de acuerdo con el Quién es Quién 2019. Nunca los selváticos habían disparado cuatro cuadrangulares en un episodio.

Los melenudos están sacando gran provecho de enfrentarse en este arranque de la segunda vuelta a equipos de la parte de debajo de la tabla de la Zona Norte y con pitcheos vulnerables. La explosión de anoche se dio cinco días después de que castigaron con cinco bambinazos a los Generales, dos menos que el récord del club. En total suman 82 cuádruples y ocupan el puesto 13.

Sosa, quien llegó a 64 jonrones en su carrera, ha sido una pieza importante desde que se unió a los “reyes de la selva” en 2016, contribuyendo en cada una de sus primeras cuatro campañas a conjuntos que terminaron en el primer puesto de la Zona Sur. Es un lujo para las fieras tener un suplente como el veracruzano, siempre positivo y profesional, para Valle, y el jueves en la noche dejó en claro por qué.