Altas tarifas eléctricas afectan a restauranteros en Yucatán

“Ola” de iniciativas aprobadas en el Congreso “siguen apretando” al sector: Pacheco Montero

Lilia Balam
Foto: Juan Manuel Valdivia
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 15 de julio, 2019

Este año al menos dos restaurantes han cerrado sus puertas por problemas económicos derivados, principalmente, de las altas tarifas de energía eléctrica y la “ola” de iniciativas aprobadas en el Congreso local que “siguen apretando” al sector restaurantero, informó la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Yucatán, Alejandra Pacheco Montero.

De acuerdo a la lideresa empresarial, en el primer semestre dos restaurantes miembros de la Canirac cerraron: uno de ellos de lujo y el otro, un establecimiento mediano. Hay otros negocios más pequeños que se encuentran “en riesgo”, ya que “no tienen un colchón” para superar crisis financieras, pero permanecen en el registro de la Cámara y “tratan de aguantar” realizando recortes internos.

Pacheco Montero explicó que los elevados costos del servicio de luz han afectado “enormemente” a los empresarios del sector. Además, este año se han aprobado iniciativas en el Legislativo local que “siguen apretando” a los restauranteros. “Las tarifas elevadas, con costos mucho mayores a las rentas. El desajuste que hubo, sobre todo sin previo aviso, ha sido un tema complicado para el sector”, sostuvo.

Los restauranteros están tratando de hacer más eficientes los costos y gastos, comentó, pero no todas las empresas generan ganancias suficientes para compensar los altos precios de las tarifas eléctricas.

En este sentido, la presidenta de la Canirac recordó que las autoridades todavía tienen “un reto muy importante” en el tema del suministro adecuado de energía eléctrica, tanto para evitar apagones en la entidad como para no permitir más incrementos en el precio del servicio.

“Creo que el gobierno del estado hace lo que está a su alcance para mejorar las condiciones, pero todavía hay un reto muy importante. En la medida en que haya mejores condiciones en las plantas de generación de energía y en el suministro de gas natural, los costos podrían bajar”, puntualizó.