Entre aplausos y vítores se presenta la OSIM en el Peón Contreras

110 músicos provenientes de todos los estados de la República tomaron el escenario del recinto

Sandra Gayou Soto
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 31 de julio, 2019

El Teatro Peón Contreras lució casi a su máxima capacidad para ser testigo de la presentación de la Orquesta Sinfónica Infantil de México (OSIM) en su gira nacional número 28 en Mérida, liderada por jóvenes músicos, todos menores de 17 años, quienes fueron aplaudidos y vitoreados por el público yucateco.

La fila para acceder al recinto más importante de la capital yucateca inició minutos antes de las seis de la tarde, el público ingresó al foro a las seis con treinta minutos y la función inició en punto de las siete.

Los violines, violas, violonchelos, contrabajos, alientos, percusiones, arpas y piano inundaron el escenario del teatro, todos ellos bajo la dirección de Eduardo García Barrios.

El programa interpretado por la OSIM estuvo conformado por seis piezas de distintos autores: Los Planetas y Júpiter, el portador de la alegría de Gustav Holst fueron las primeras piezas; de Serguéi Prokofiev Los Montesco y los Capuleto, de la Suite número dos, opertura 64b y La muerte de Teobaldo, de la Suite número uno, opertura 64a, del ballet de Romeo y Julieta, piezas dirigidas por Roberto Rentería Yrene.

Hacia la mitad de la presentación, se escuchó el Vals de la Suis Mascarada de Aram Jachaturian; el Danzón número 9, pieza dedicada a los inmigrantes por el director García Barrios.

Finalmente, los 110 músicos provenientes de todos los estados de la República Mexicana interpretaron una pieza de “altísima dificultad en cuatro imágenes o cuatro cuadros” dijo el director artístico: Los pinos de Roma de Ottorino Respighi.

Eduardo García Barrios dijo que la OSIM es “mucho más que una orquesta”, es un modelo que se ha trabajado “desde hace muchos años” como parte del programa de Cultura Comunitaria. Asimismo, agradeció a todas las personas involucradas para lograr que la OSIM suene, entre ellos el equipo de producción, maestros y lauderos; agradeció también a niños y niñas presentes integrantes del programa Cultura Comunitaria, y les invitó a esforzarse para formar parte algún día de la OSIM.

Después de haber dejado muestra de su talento en la ejecución de cada instrumento, la OSIM interpretó para despedirse el popular Mambo número cinco de Dámaso Pérez Prado, donde niños, niñas y jóvenes integrantes de la orquesta y su director bailaron al ritmo del tradicional mambo entre aplausos del público asistente que se puso de pie para despedirlos.

La vigésima octava gira de la Orquesta Sinfónica de México continuará este miércoles 31 de julio en el Teatro de la Ciudad, Francisco de Paula Toro en Campeche; el primero de agosto en el Teatro del Estado Esperanza Iris en Villahermosa, Tabasco; el viernes 2 en la Sala Emilio Carballido del Teatro del Estado en Xalapa, Veracruz para culminar el sábado y domingo en la Ciudad de México, en el Complejo Cultural Los Pinos y el Palacio de Bellas Artes.