Mercados de Mérida pueden ser atractivos para el turismo: Michel Salum

El líder empresarial afirmó que se podría obtener una derrama considerable para el Centro Histórico

Abraham Bote
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 5 de agosto, 2019

Michel Salum Francis, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios Turísticos de Mérida (Canaco-Servytur), recomendó convertir los mercados del Centro Histórico, como el Lucas de Gálvez o el de Santa Ana, en polos atractivos para el turismo. Para ello los locatarios deben invertir recursos en mejorar las instalaciones y servicios, y no depender sólo de las autoridades. El líder empresarial afirmó que con esto se podría obtener una derrama considerable para el Centro Histórico de la ciudad.

El empresario reconoció que el turismo no asiste a los mercados “porque no hemos pensando en hacer las cosas como se deben hacer” pues, explicó, en muchos lugares del mundo los mercados son puntos turísticos que dejan derramas económicas significativas.

“El día que pensemos de esa manera y que todos nos pongamos las pilas y decidamos hacer algo, esto va a cambiar”, reafirmó.

Para el líder empresarial, si todos los locatarios de los mercados se pusieran de acuerdo para que funcionaran como una plaza comercial, que paguen una renta y que sean autosuficientes, que se reinvierta el dinero para dejarlos más bonito, con un mejor drenaje y mejores condiciones para los visitantes, pueden ser puntos y centro de atracción turística importante, consideró.

Agregó que si se cumple lo anterior, en cada mercado se podría poner una parada de camiones turísticos para que puedan bajar los visitantes, sentirse seguros, ver el lugar higiénico, comprar, probar la comida y esto generaría una derrama económica importante, pero para que esto pueda suceder “hay que pensar de manera más allá de como hoy están las cosas”.

Examen de conciencia

Por otro lado, Salum Francis indicó que la formalidad ofrece más oportunidades que el comercio informal, por lo que pidió a la gente hacer un examen de conciencia sobre hasta dónde podría llegar si se dedica a la informalidad. “¿Qué tanto puedo mejorar y crecer? ¿Qué mejor ingreso puedo llevarle a mi familia si estoy en una actividad ilícita donde no pasas de lo mismo y lo mismo?”, sentenció.

Entonces, recomendó analizar, pensar bien y optar por trabajar, ya sea en una empresa establecida o entrar a la formalidad, donde podría obtener mejores condiciones para su negocio, sus trabajadores y sus ingresos.