Varios mexicanos son detenidos en redadas antimigrantes en EU

En seguimiento a los operativos realizados en Misisipi: SRE

Sputnik
Foto: Twitter @ICEespanol
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 8 de agosto, 2019

Un total de ocho ciudadanos mexicanos están entre los cientos de personas detenidas en las redadas realizadas en el estado de Misisipi, en el sur de Estados Unidos, informó la Cancillería de México.

"En seguimiento a los operativos realizados en Misisipi, la Secretaría de Relaciones Exteriores informa que, de acuerdo a los datos proporcionados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), hasta el momento se reportan ocho ciudadanos mexicanos detenidos", dijo la Cancillería en su cuenta de Twitter.

El Gobierno de México activó un grupo de respuesta rápida consular ante las redadas que llevó a cabo el ICE en Misisipi, en las que 680 personas fueron detenidas.

Por este motivo, el Consulado de México en Nueva Orleáns activó el grupo de respuesta rápida de asistencia legal, dijo la oficina del canciller Marcelo Ebrard.

El consulado mexicano en esa ciudad estadunidense "entró en contacto con la oficina del ICE para solicitar la lista de personas mexicanas detenidas y coordinó entrevistas consulares", informó el 7 de agosto la Cancillería.

El director interino del ICE, Matthew Albence, dijo a periodistas que el operativo "supone la mayor redada de este tipo en al menos una década y probablemente el más grande de la historia en un solo estado".

Los funcionarios consulares mexicanos viajaron a Jackson, Misisipi, donde la fuerza laboral está conformada sobre todo por inmigrantes latinoamericanos.

Precisamente el operativo se enfocó en siete plantas procesadoras de alimentos ubicadas en una zona fabril de la ciudad.

Las redadas fueron anunciadas semanas atrás por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero no habían tenido la magnitud alcanzada este día.

Trump visitó el mismo 7 de agosto los lugares de dos masacres que mataron a 31 personas el fin de semana, en Dayton, estado de Ohio (noreste), y en El Paso, Texas (sur).
El presunto atacante en el tiroteo del sábado en un centro comercial de El Paso, Texas, que dejó al menos 22 muertos, fue identificado como Patrick Crusius, un supremacista blanco de 21 años.

Por otro lado, el incidente del domingo en Dayton, Ohio, dejó al menos nueve personas muertas, seis de las cuales eran negras.

La policía, que identificó al presunto atacante como Conner Betts, de 24 años, dijo que hasta ahora no hay indicios de que el tiroteo haya sido motivado por una cuestión racial.

La noche del mismo 7 de agosto el Gobierno de México difundió el contenido de una nota diplomática enviada a la embajada de Estados Unidos en este país, en la cual confirma oficialmente las críticas del canciller Ebrard al "discurso de odio y xenofobia", además del concepto de "supremacía blanca" que afloraron en El Paso, donde ocho mexicanos están entre las 22 personas fallecidas.

México sostiene que el Código Penal Federal nacional establece la posibilidad de que los delitos cometidos contra mexicanos en territorio extranjero sean penados en este país y solicitó a EEUU formalmente participar en la investigación del tiroteo.

México presentará demandas internacionales de "acto terrorista" contra la comunidad mexicana en Estados Unidos.