Repunte ofensivo de Leones, en pos de "jugar cada partido como si fuera el último"

El pitcheo se lució en una semana de ensayos para la postemporada

Antonio Bargas Cicero
Foto: Leones de Yucatán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 20 de agosto, 2019

La semana empezó con un buen ensayo de postemporada para los Leones y terminó con una complicada prueba que no superaron.

Después de que la penúltima estancia en casa del rol regular comenzó de manera épica para las fieras, con Humberto Sosa pescando un slider de José Manuel López y definiendo un “clásico instantáneo” contra los Pericos de Puebla, 2-0 en 13 entradas, acabó de forma frustrante, con Manuel Flores, el derecho yucateco hecho en la cueva que ha logrado sólida carrera en el beisbol mexicano, consiguiendo su segunda lechada de juego completo de la campaña, la máxima cifra en la Liga Mexicana, y el triunfo 91 de su carrera, al abrumar a unos rugidores que cayeron a 8-9 en duelos dominicales en el presente calendario, según research.mlb.com.

A pesar de positiva estancia en casa (4-2), los melenudos continúan viéndose como un conjunto de luces y sombras, con inconsistencias, sobre todo con el bate (.244 en agosto, luego de compilar .320, .287, .320 y .298 los meses anteriores), que ganó sólo una de sus últimas cinco series y empató otra.

El receptor Sosa destacó que el mánager Gerónimo Gil habla mucho de cerrar con todo estos últimos encuentros (9), “que hay que pelear cada uno como si fuera el último”. Así tendrán que seguir para por lo menos conservar el importante tercer lugar general de la Zona Sur y despejar dudas en la búsqueda de histórico título en años seguidos para la franquicia.

Dave Roberts, timonel de los Dodgers de Los Ángeles, llama a la temporada regular un “ensayo” de cómo jugar la postemporada, y los selváticos la semana anterior tuvieron resultados mixtos. Dos veces se toparon con situaciones comunes de los playoffs -gran pitcheo rival en choques sin margen de error-, y los limitaron a dos registros en casi 13 episodios. Ganaron uno y perdieron otro. Frente a Puebla se agenciaron otros dos duelos cerrados (4-3, 4-1), gracias en parte a un bulpén renovado, ponchador y profundo, que, comenta Sosa, les da ahora mayor confianza.

Por ahora el rival en la semifinal sureña sería Oaxaca, cuyo pitcheo batalló mucho desde abril, cuando compiló 3.80, pero los velocistas y hábiles Johnny Davis y Alonzo Harris, tal vez el pelotero más completo del circuito, pueden generar muchos problemas.

Está claro que el pitcheo puede mantener en la pelea a los rugidores prácticamente cada noche (además de ser sublíder de efectividad y WHIP, es cuarto en ponches, 786, líder en menos bases por bolas otorgadas, 290, y menos hits aceptados, mil 038). La ofensiva es la principal duda en la recta final, con su promedio de 3.52 anotadas por partido este mes. El talento y experiencia están para un equipo que ya fue este año de los más prolíficos anotadores, apoyados en sus fundamentos (líder en la Liga en toques de sacrificio, 68, y tercero en robos, 95). De cara a playoffs, además del bateo (.329 de porcentaje de embasarse y .698 de OPS este mes), Yucatán tendrá que encontrar la forma de reencontrar su dominio y contundencia en el Kukulcán Alamo (31-26), donde lanzan mejor (3.74, por 5.52 de visitantes), pero su producción disminuye considerablemente (OPS de .780, cambio de .909 en la carretera. A Tigres y Piratas les ganaron el primero, antes de perder series recientemente. Los Leones campeones del año anterior dominaron en casa; a la actual edición le cuesta hacerlo. “Tenemos que ir día por día”, expresó Sosa, monarca con Veracruz y Yucatán. “A cerrar fuerte porque mientras más embalado entres a los playoffs mejor”.

El dato: Yucatán tiene récord de 16-19 en sábado y domingo en la presente campaña . El resto de los días de la semana su récord es 43-31.