De "grosera y vergonzosa" califican la conducta de Johnson en París

El hecho quizá hubiese pasado desapercibido, de no ser porque sucedió en el Palacio del Elíseo

Sputnik
Foto: Reuters
La Jornada Maya

París, Francia
Viernes 23 de agosto, 2019

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha sido fuertemente criticado en las redes sociales después de ser fotografiado con el pie sobre una mesa mientras era recibido por el mandatario francés, Emmanuel Macron. El hecho quizá hubiese pasado desapercibido, de no ser porque sucedió en el Palacio del Elíseo, la sede presidencial de Francia.

En la reunión entre los dos líderes, Macron descartó una renegociación fundamental del acuerdo del Brexit con el Reino Unido.

Anteriormente, al completar su declaración sobre las negociaciones del Brexit, Johnson y Macron entablaron un apretón de manos machista, en el que aparentemente cada uno quiso demostrar su poder sobre el otro, al mejor estilo de Donald Trump.

Las redes reaccionan

"Grosero y vergonzoso. Imagínese si Macron pone su pie sobre la mesa en el Palacio de Buckingham", apuntó al respecto la biógrafa de Johnson, Sonia Purnell.



Otros compararon el comportamiento de Johnson con el de un papá tratando de verse bien frente a su hijo adolescente y sus amigos.

"Cuando eres un adolescente e invitas a tus amigos y tu padre trata de quedar bien llamándolos 'amigos' y preguntándoles si han ligado con chicas calientes últimamente".



​El redactor político del periódico Sun, Tom Newton Dunn, describió a Johnson como un ejemplo de "despatarre masculino".



El biógrafo de Macron, Adam Plowright, tampoco se quedó atrás e ironizó que de esta manera "Boris defiende la buena conducta y los modales británicos... poniendo su pie sobre la mesa de Macron".



​El activista británico pro-Brexit, Darren Grimes, a su vez, sugirió que la imagen era una señal de la fortaleza de Johnson en las conversaciones con la Unión Europea.



La explicación

El vídeo de Reuters tomado justo en el lugar y el momento de los hechos parece ofrecer una explicación.

En la secuencia se ve cómo el presidente Marcon le hace a Johnson un breve comentario apuntando a su calzado. Segundos después, el primer ministro británico levanta el pie y lo pone sobre la mesa, en un intento de mostrar a los periodistas ahí reunidos el objeto de conversación entre los mandatarios.