Mesa directiva es espuria, dice bloque opositor de Morena

"Lo que vimos fue el autoritarismo, estamos regresando 20 años atrás y fue ilegal": Atenea Gómez Ricalde

Texto y foto: Joana Maldonado
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Miércoles 4 de septiembre, 2019

Aglutinados en un bloque opositor a la mayoría en el Congreso del Estado, diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), Movimiento Ciudadano (MC) y Movimiento Auténtico Social (MAS) anticiparon acciones legales en contra de los diputados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y del Trabajo (PT) por lo ocurrido durante la sesión de instalación en la que utilizan la legislación derogada para tomar protesta a una mesa directiva "espuria".

Los perredistas Pedro Pérez Díaz e Iris Mora Vallejo; los panistas Eduardo Martínez Arcila, Atenea Gómez Ricalde, Cristina Torres Gómez y Lili Campos Miranda, así como el diputado José Luis Toledo Medina de MC y el representante del MAS, José Luis Guillén López, ofrecieron una conferencia de prensa para expresar su rechazo a las acciones emanadas de la mayoría en el Legislativo, quienes "juraron cumplir y hacer cumplir las leyes y en un momento lo violaron".

Acompañados de la senadora panista, Mayuli Martínez Simón y los dirigentes del PAN, Juan Carlos Pallares Bueno y del PRD, Rafael Esquivel Lemus, hicieron ver que los legisladores de Morena junto con sus aliados fueron "irrespetuosos de la legalidad".

Cristina Torres indicó que regresar a la decisión unilateral de volver a la anterior legislación que aún considera la Gran Comisión resulta "absurdo y es insultante".

"Hay muchas violaciones en diversos ámbitos, pero resulta paradójico y absurdo que quienes protestaron hacer leyes, cumplir y responder al pueblo de Quintana Roo resulten con actos de esta naturaleza y obviamente ocuparemos los cauces legales que correspondan", acusó la panista al hacer énfasis en que la Legislatura fue instalada de acuerdo al protocolo de la nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo que tomó protesta con la de 1995.

Por su parte, Lili Campos, acotó en su intervención que tomar protesta como presidente de la mesa instaladora con una legislación y luego regresar a la anterior es "una falta de respeto a la sociedad y al recinto oficial", además de falto de congruencia.

Día de protagonismos

Atenea Gómez dijo por su parte lamentar "el circo que se presenció" porque era un día en el que debió haber prevalecido la democracia. "Lo que vimos fue el autoritarismo, estamos regresando 20 años atrás y fue ilegal" y advirtió que por tanto "lo que se haga a partir de hoy es ilegal hasta que un tribunal no resuelva lo contrario" e hizo un llamado al PVEM a no ser la rémora de Morena.

"Quintana Roo ya no quiere Gran Comisión, esa mesa directiva la integran verdaderos monumentos a la corrupción, que votaron por el paquete de impunidad de Borge, gente que faltaba, que estaba de paseo mientras que en Quintana Roo había temas que solucionar", señaló Gómez Ricalde.

El dirigente del PRD, Rafael Esquivel Lemus, indicó que sin renunciar a la posibilidad de replantear una relación y realizar nuevamente la sesión, los legisladores de Morena y sus aliados cayeron en un exceso de autoritarismo e ignorancia.

"No es un asunto de mayorías, sino de respeto a la Ley, debió ser un acto que constituya un protocolo", y añadió que desde el PRD consideran que procede una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en caso de no reponerse esta sesión.

Carlos Hernández Blanco se sumó a la exigencia del cumplimiento de la Ley y consideró que la mesa directiva electa y presidida por Edgar Gasca Arceo recibió "instrucciones desde la tribuna de la mano que mece la cuna".

Toledo Medina acusó a Morena de que en todo el país "violan la Constitución", como lo ocurrido con la "Ley Bonilla" e insistió en que todos los actos de la mesa directiva serán ilegales a partir de su conformación.

"La verdad es que se convirtió en una escena de protagonismos y afanes al estilo de lo que Quintana Roo ya quiere dejar atrás", precisó.