Sindicalizados anuncian "campaña de movilización nacional" en defensa de los docentes del Inbal

El lunes pasado, docentes protestaron para informar acerca de supuestas irregularidades laborales

Reyes Martínez Torrijos
Foto: Luis Castillo
La Jornada Maya

Ciudad de México
Viernes 6 de septiembre, 2019

El Sindicato Independiente de Trabajadores de la Secretaría de Cultura federal (Sinitsec) comenzará una "campaña de movilización nacional por la basificación, promoción y homologación de los docentes del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal)".

Según un comunicado, esa agrupación gremial critica que las autoridades del instituto "pretenden deslegitimar nuestra solicitud cuando señalan que 'solamente 10 personas'" se han manifestado en relación con esa demanda y "por lo tanto, no amerita atención".

Continúan despidos y deficiente administración

El lunes pasado, docentes del Inbal efectuaron cortes intermitentes a la circulación en Paseo de la Reforma para informar acerca de supuestas irregularidades laborales en las que se encuentran unos mil 500 maestros de ese instituto, así como por la negativa, denunciaron, a reunirse con la directora del Inbal, Lucina Jiménez.

Al margen, trabajadores de esa institución aseguran que continúan los despidos, a la par de una mala administración que ha mermado el presupuesto de la entidad pública.

Los empleados, que pidieron reservar su identidad por temor a represalias, se refirieron a "terribles desaciertos" de Pedro Fuentes Burgos, subdirector general de Administración del Inbal, como "contratar a una empresa para otorgar vales del Día de las Madres, que no fueron recibidos en ninguna tienda y se tuvo que emplear a otra compañía".

Además, contrató a una empresa de seguridad "cuyo personal no cuenta con la más elemental preparación para la vigilancia y custodia del invaluable patrimonio cultural" y carece de suministro de agua y extintores útiles en oficinas y recintos culturales.

Se refirieron a la imposición de funcionarios que trabajaron pocos meses por su incompetencia o falta de experiencia, que han derivado en "atraso de compromisos de pago" y colocan al instituto en la antesala del "incumplimiento de actividades culturales".