Trump amaga con vetar a periodistas del 'Washington Post'

"Son dos malos reporteros de medio pelo", señala el mandatario

Europa Press
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Washington, Estados Unidos
Domingo 8 de septiembre, 2019

El presidente estadunidense, Donald Trump, criticó ayer a los periodistas Philip Rucker y Ashley Parker del Washington Post y advirtió que podrían ser vetados en los actos de la Casa Blanca.

"Son dos malos reporteros de medio pelo que ni siquiera deberían poder entrar en la Casa Blanca porque sus informaciones dan asco y son falsas", tuiteó Trump.

En respuesta, el director ejecutivo del diario, Marty Baron, defendió a sus periodistas al afirmar en rueda de prensa: “Los apoyamos totalmente a ellos y su importante trabajo.

"Las declaraciones del presidente se ajustan a un patrón que busca denigrar e intimidar a la prensa. Es injustificable, peligroso y supone una amenaza a la prensa libre de este país", señaló Baron.

Parker y Rucker han sido recurrentemente atacados desde la Casa Blanca en días recientes por una nota en que señalaron que algunos asesores y aliados de Trump consideran que es un verano perdido con polémicas autoprovocadas y oportunidades desaprovechadas.

"Nuestro artículo destaca claramente el listado de logros y cita largamente a un portavoz de la Casa Blanca", subrayó la directora de comunicación del Post, Shani George. "También incluye la opinión de varios republicanos tanto en declaraciones abiertas como de contexto (...). Los lectores deben juzgar por sí mismo si nuestro relato refleja con precisión la variedad de perspectivas que hay sobre el verano del presidente", agregó.

En otro tema, el presidente Trump anunció ayer que canceló una reunión secreta con los líderes talibanes prevista para el domingo en Campo David, después de un ataque en Kabul en el que murió un militar estadunidense.

Los talibanes "admitieron un ataque en Kabul que mató a uno de nuestros grandes grandes soldados y a otras 11 personas", tuiteó Trump. El presidente decidió entonces la cancelación inmediata de una reunión con líderes talibanes en Campo David y la suspensión de las negociaciones para retirar a las tropas estadunidenses de Afganistán.