El difícil camino de las mujeres en el sector de la pesca y la acuacultura

En panel, consideran la importancia de concientizar a las comunidades para valorizar al sexo femenino en ese ramo

Graciela H. Ortiz
Foto: https://www.gob.mx
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 9 de marzo, 2019

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), basado en un reporte del Banco Mundial de 2012, el 19 por ciento de las personas empleadas directamente en la pesca son mujeres y el 50 por ciento en las actividades post captura.

“Actualmente la FAO está haciendo un esfuerzo para capturar la contribución de las mujeres y como país debemos unirnos a este esfuerzo agregando datos, desde nuestras trincheras ir aportando datos de la participación de las mujeres”, exhortó María José Espinosa, de la Asociación Civil Comunidad y Biodiversidad (COBI), quien actuó como moderadora del panel “Mujeres en el sector de la pesca y la acuacultura”, en el marco de la 1° edición Summit Latinoamericano por la sustentabilidad pesquera y acuícola”, organizado por el Consejo Mexicano para la promoción de productos pesqueros y acuícolas (Comepesca), que se llevó a cabo en el hotel NH Collection de esta ciudad, el pasado jueves y viernes.

El panel estuvo integrado por la oceanógrafa Minerva Alonso Alemán, directora del Centro de Desarrollo y Pesca Sustentable (CeDePesca); la empresaria Minerva Pérez Castro, titular de la compañía Atenea del Mar, y la secretaria de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura de Oaxaca, Sofía Castro Ríos.

“En nuestra experiencia como organización y la investigación que se está realizando en varios países, se ha visto que la contribución de los hombres a la pesca generalmente está ligada a la producción, rentabilidad y eficiencia, y en el caso de las mujeres a la interacción y solidaridad, ya que tienen una mayor disposición en invertir tiempo y capital para la sustentabilidad”, agregó Espinosa.

Sostuvo que eso no significa que unos sean mejores que otros, porque también se ha comprobado que los grupos mixtos de mujeres y hombres, pueden tener mejores resultados “porque hemos desarrollado diferentes habilidades, experiencias y conocimientos que definitivamente son necesarios para la sustentabilidad de la pesca y la acuacultura”.

“La verdad que yo nunca me enteré de la desigualdad o hice conciencia de ella hasta muy grande, y eso se lo debo a que viví en una familia donde era igual ser hombre que ser mujer, en sentido de oportunidades”, sostuvo Minerva Alonso.
“Y me parece que haber crecido en una familia así me permite también reconocer que soy capaz de hacer cualquier cosa que me plantee”, aseguró.

Por su parte, Minerva Pérez no se mostró de acuerdo con su compañera: “A lo mejor en casa nunca se nos dijo que no, pero el mundo no se maneja así. Y sí hay un sesgo de percepción, sobre todo en sectores integrados predominantemente por varones, puede ser la pesca, ganadería u otra actividad”.

“No es casualidad que yo me haya aliado en mi área de producción con otras dos productoras que son mujeres, porque no me pude aliar con hombres, no porque no quisiera, sino porque ellos no quisieron”, acotó.

Consideró importante fomentar las redes de ayuda entre mujeres. Aclaró que todas las mujeres que están en las áreas del proceso, ventas y promoción, también trabajan para el sector pesquero y no se las cuenta, “entonces también hay que cambiar la manera en que el Inegi hace sus estadísticas para que nos den el valor como grupo de trabajo”.

“La pesca es una actividad especial, los hombres se van 10, 12 días a un campo pesquero en medio de la nada, las esposas no pueden trabajar porque se quedan a cargo de la casa, de los niños, ver que todo esté bien; esas señoras también están trabajando para la pesca y no se nota porque no están ahí”, consideró. “Tenemos que empezar a contar a las mujeres que no estamos arriba de la panga”.

Para la secretaria de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura de Oaxaca, Sofía Castro Ríos, la participación de la mujer como lo es en la pesca, política, administración pública y poder judicial es de reciente presencia.

“Y desde luego en la industria, en la comercialización, por supuesto que es también un reto, un desafío, porque como bien se ha dicho las mujeres acreditamos los hechos, no sólo capacidades, sino sobre todo tenemos determinación en las decisiones”.

Al referirse al empoderamiento de las mujeres en el sector y como creen que el hombre puede ayudar en ello, la titular de CeDePesca Minerva Alonso, respondió: “Ir al psicólogo”, lo que arrancó las risas de la audiencia. Sostuvo luego que se necesita cambiar esa programación que se tiene en muchas comunidades de que las mujeres deben quedarse en la casa, “es algo que no se cambia en un día y tal vez no se necesite de psicólogos pero si de proyectos importantes de comunicación con las comunidades”.

En tanto, Minerva Pérez Castro, manifestó que si se le quiere cambiar el “chip” a la próxima generación “es responsabilidad de nosotras como madres decirles a nuestras hijas que, sí pueden y decirles a nuestros hijos que son iguales”.

Finalmente, Sofía Castro destacó que las mujeres están puestas y dispuestas a cambiar, “a generar esa nueva dinámica, empezando desde nuestro entorno como bien se ha dicho, pero es muy importante que no lo arrebatemos por la fuerza sino que generemos conciencia”.

“Lo que hoy ven ustedes mañana puede estar en manos de sus hijas y, si las preparamos y les decimos en dónde están los grados de dificultad, les vamos a allanar el camino para que en la siguiente década más mujeres sean valoradas por lo que han hecho, por lo que han dejado y por el legado que puedan construir para el futuro”, concluyó.