El 'ojo de China en el cielo', listo para operar

"Fast" será sometido a proceso de revisión final este mes

Europa Press
Foto: Xinhua
La Jornada Maya

Madrid, España
Miércoles 11 de septiembre, 2019

Fast, el mayor radiotelescopio de plato único del mundo, con 500 metros de diámetro, se dispone a ser declarado plenamente operativo, tras tres años de funcionamiento en pruebas.

Esta infraestructura china es el dispositivo de escucha más sensible del mundo. El radiotelescopio está hecho de 4 mil 450 paneles individuales que escanean el cielo, detectando los susurros y gritos del universo. Está construido en una depresión natural del tamaño de 30 campos de fútbol.


Video: Agencia EFE

A fines de septiembre se someterá al proceso de revisión final en China, denominado Aceptación Nacional de Construcción. "Esperamos totalmente una revisión exitosa a nivel nacional, y luego pasaremos de ser un proyecto de construcción a una instalación completa", dijo Li Di, científico jefe de FAST y líder de la división de radioastronomía de los Observatorios Astronómicos Nacionales de China (NAOC).

"Una vez que aprobamos esta revisión, Fast se convierte en un telescopio aceptado para explorar el Universo", señaló Jiang Peng, ingeniero jefe y subdirector del Centro de Desarrollo y Operación Fast.

"Fast ha estado abierto a los astrónomos chinos desde abril de 2019. Después de la Aceptación Nacional de Construcción, estará abierto a los astrónomos de todo el mundo", explicó en un comunicado.

Para que la revisión sea exitosa, Fast debe cumplir con las especificaciones establecidas inicialmente en el diseño propuesto en 2008, como la sensibilidad y el rendimiento del telescopio. NAOC realizó una revisión interna a principios de este año, demostrando que el telescopio es tan sensible, si no más, según lo planeado.

En los pocos años que Fast ha estado científicamente operativo, ya han logrado avances científicos significativos, incluido el descubrimiento de 130 nuevos candidatos a púlsar, 93 de los cuales fueron confirmados con otros radiotelescopios.

Más allá de los púlsares, los investigadores están buscando ráfagas de radio rápidas (FRB), las señales de radio inexplicables pero extremadamente enérgicas que son mucho más fuertes que los púlsares a pesar de estar mucho más lejos. El 29 de agosto, Fast detectó docenas de ráfagas de FRB 121102, la primera fuente de FRB repetida que se descubrió. Esta fuente ha sido monitoreada constantemente por los principales telescopios de todo el mundo desde su descubrimiento en 2012.

Fast, sin embargo, fue el primer telescopio en detectar tantas explosiones en tan poco tiempo, lo que demuestra su sensibilidad y poder de procesamiento. El equipo científico de Fast ahora está analizando los datos, lo que puede ayudar a dilucidar el origen del FRB.

También están buscando hidrógeno, el elemento más abundante y sospechoso más antiguo del universo.

"Vamos a descubrir emisiones curiosas", indicó Jiang. "Estas observaciones podrían mejorar nuestra comprensión de la física de alta energía, la evolución de las estrellas y la evolución de las galaxias".

También han organizado dos encuestas importantes que tomarán alrededor de cinco años para escanear el cielo, con otros 10 años dedicados al análisis de la información recopilada.

Las encuestas tomarán aproximadamente 50 por ciento del tiempo de exploración de Fast, durante el cual los investigadores también buscarán exoplanetas con un campo magnético, un componente crucial para mantener la vida, según Li.