Valdez coronó con Yucatán su más reciente gran regreso a los diamantes

El as estuvo varias veces cerca de dejar el beisbol; su familia lo ayudó a salir adelante

Antonio Bargas Cicero
Foto: Leones de Yucatán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 11 de septiembre, 2019

César Valdez coronó este año tal vez su más impresionante regreso en una carrera que es símbolo de perseverancia.

El 1 de mayo pasado el principal candidato a ser nombrado el Pítcher del Año en la Liga Mexicana estaba sin trabajo. Como el dominicano contó en entrevista exclusiva con La Jornada Maya, “me apresuré mucho cuando vine con Tabasco (en el Campeonato de Primavera 2018), no estaba al cien por ciento, venía de una cirugía, me apuré porque quería lanzar y demostrar que estaba bien. El brazo no se encontraba en condiciones y no se me dieron las cosas con los Olmecas. Me dejaron libre y vine aquí (con Leones), donde las cosas han salido bien. Vine un poco mejor preparado”.

En la cueva las cosas han resultado mucho mejor que bien. Nombrado el león más valioso esta temporada por La Jornada Maya, el derecho de 34 años se convertiría en el más reciente selvático con una distinción de la LMB en los últimos años (Manuel Rodríguez, Novato del Año en 2015; Willie Romero, Mánager del Año en 2015 y 2016; Yoanner Negrín, Pítcher del Año en 2016), después de una de las más sobresalientes campañas para un lanzador melenudo en la historia (top 5 en victorias, efectividad y ponches), en la que consolidó uno de los inicios de carrera más exitosos que se han visto en el club (20-2, desde su llegada a Yucatán en el 2018.2).

“La suerte estuvo a mi favor y todo fue gracias al apoyo de mis compañeros, en cada salida se entregan al cien por ciento, haciendo carreras, buenas jugadas, yo agradezco siempre a mis jugadores que están allá atrás, a Sebastián Valle, quien ha sido mi cátcher la mayoría de los partidos y se entrega al cien”, expresó el as.

Luego de hacer ver ordinaria a la ofensiva de Oaxaca, segunda en la Liga en carreras, primera en dobles y quinta en OPS, para ganar el partido que dio a Yucatán la final sureña en cinco juegos, se espera que Valdez encabece de nuevo la rotación en la Serie de Campeonato de la Zona Sur, que arranca el sábado, seguido por Yoanner Negrín.

Donde podría haber algún movimiento, dependiendo de dónde inicie la batalla, es en los puestos tres y cuatro. Una posibilidad sería que José Samayoa reemplace a Dustin Crenshaw como tercero, ya que lanzó notoriamente mejor en la carretera (6-1, 3.46).

Para Valdez, el suyo “es un buen regreso”, al que quiere dar más brillo con un anillo. “La meta es continuar dando lo mejor. Cada día que me levanto lo hago con ganas de esforzarme al máximo, estando positivo y enfocado”, señaló.
Sin embargo, hace apenas dos años, cuando lanzaba en Ligas Mayores, su carrera se vio amenazada por una cirugía con la que le reconstruyeron casi por completo un codo. “Era una operación complicada y decidí que me la hicieran, pese a todas las potenciales dificultades”, relató el oriundo de Santo Domingo. “Hubo muchos dolores de brazo y codo, pero ya lo superé, el brazo está al cien”.

Su recuperación de la operación es sólo una parte de notable historia.

Siete años después de su debut en las Mayores con Arizona en 2010, volvió con los Atléticos de Oakland. “Mi papá murió en 2015 y desde que falleció he tratado aún más de dar lo mejor, cada juego es dedicado a él, le prometí que iba a regresar a Grandes Ligas y lo logré en 2017”, indicó. “Como con todo pelotero, hay altas y bajas, tuve una baja, vine a la Liga Mexicana, donde se me dio la oportunidad, en 2016 regresé a Estados Unidos y le cumplí la promesa a mi papá. Si se me da la oportunidad y está en los planes de Dios, ahí andaremos nuevamente”. El abridor, estrella en la Mexicana en 2015 con Tabasco y este año con las fieras, confesó que en varias ocasiones estuvo a punto de dejar el beisbol. “También con el apoyo de mi esposa, una gran mujer, me mantuve. Me decía, ‘tú puedes, no puedes rendirte’. Mi papá siempre encima de mí, ‘tú vas a regresar a Grandes Ligas, sigue luchando’. Murió mi papá en 2015 y de ahí para acá todo ha sido años buenos y bendiciones, comentó.

En su éxito es fundamental el saber pitchear, habilidad que asegura llegó con la veteranía. “Con el paso de los años uno se da cuenta que tipo de lanzamientos le pueden hacer daño a un bateador, se aprende a cambiar la velocidad, cambiar la vista, y eso puede ayudar mucho al lanzador”, apuntó el serpentinero, que ya fue contactado por el Licey para regresar a la liga dominicana en el invierno, cuando espera lanzar desde el principio si continúa con buena salud. Lanzar en el Kukulcán, donde este año se vio increíble (8-1, 1.54, 78 K, 9 BB, .210, 0.86 de WHIP en 13 salidas) es un plus. “Es un buen parque, no sólo para mí, sino para cualquier pítcher con buenos lanzamientos quebrados, los que siempre estoy perfeccionando, y eso me ayuda. El estadio favorece mucho, es grande y la bola no vuela tanto”.

Nunca me imaginé conseguir todo esto luego de mi salida de Tabasco el año pasado, prosiguió, “pero tampoco me rendí, me preparé en Dominicana por un tiempo, participé en Juegos Centroamericanos, y ahí se me da la oportunidad con Leones, que agradezco mucho”. Cuando quedó como agente libre en Estados Unidos, “pensé que no iba a volver a jugar beisbol, pero Dios me dio fuerzas para seguir adelante, nunca bajé la cabeza y trabajé duro”. Los resultados están a la vista de todos. Es un ejemplo a seguir, una inspiración, que es lo que también espera ser como couch una vez que termine su carrera en los diamantes.

Scruggs, papá por segunda vez

El cañonero melenudo Xavier Scruggs, clave para vencer a Oaxaca, viajó a Tampa, donde su esposa Jessica dio a luz al segundo hijo de la pareja, Xander Jett Scruggs. El jardinero y primera base publicó varias fotos en sus redes sociales del nuevo hermano de su hijo Zeke.

Sultanes y Toros, por pase a la final

Monterrey, que visita a Monclova a las 19:30 horas, y Tijuana, que recibe a Saltillo a las 21:35, van hoy por su pase a la final de la Zona Norte. Los acérrimos rivales están arriba 3-2 en sus respectivas series.