Ilegal, el cierre del Parlamento británico, decide tribunal escocés

Revelan repercusiones del divorcio

Afp y Reuters
Foto:Ap
La Jornada Maya

Edimburgo, Escocia
Jueves 12 de septiembre, 2019

Un tribunal escocés dio otro golpe a los planes de Boris Johnson sobre el Brexit, al determinar que la decisión de suspender el Parlamento es nula, en momentos en que los diputados recibieron un nuevo impulso cuando el gobierno tuvo que publicar un documento secreto que esboza el posible impacto de dejar la Unión Europea (UE) sin un acuerdo.

En más leña al fuego, el diputado Dominic Grieve, uno de los 21 rebeldes expulsados del Partido Conservador, advirtió: "si el gobierno hubiera engañado a la reina sobre las razones de la suspensión del Parlamento y los motivos de la misma, se trataría de un asunto muy grave. En mi opinión, sería el momento de que Johnson dimitiera".

Las dos cámaras del Parlamento, la de los Comunes y la de los Lores, suspendieron labores la madrugada del martes tras un acalorado debate sobre la salida del bloque europeo, y no deben reanudarlas hasta el 14 de octubre, dos semanas antes de la fecha prevista del Brexit. La ceremonia de suspensión, solicitada por Johnson, fue aprobada por la reina Isabel II.

Por unanimidad, los tres jueces de la corte escocesa consideraron que el cierre del Parlamento es ilegal, sin que por ahora esté claro cuándo quedará sin efecto la suspensión de labores legislativas.

Johnson justificó pedir a la reina Isabel suspender el Parlamento para elaborar y presentar su programa de política nacional. Los opositores a un Brexit consideran que el premier quiso atarlos de manos.

El gobierno de Johnson, obligado por el Parlamento, publicó anoche un expediente que presenta, según Downing Street, el peor escenario sobre repercusiones económicas y sociales de un divorcio de la UE sin acuerdo, que incluye falta de medicamentos y de alimentos frescos, además de tensión y protestas.