Zoológico da bienvenida a 'Milagros', guacamaya roja reproducida en cautiverio

Única sobreviviente de entre tres huevos

Texto y fotos: Efe
La Jornada Maya

Managua, Nicaragua
Lunes 16 de septiembre, 2019

El Zoológico Nacional de Nicaragua dio la bienvenida a una cría de lapa o guacamaya roja, especie en peligro de extinción que fue reproducida por primera vez en sus instalaciones, informaron este lunes sus autoridades.

"Esta es la primera vez que un huevo lo incubamos", indicó a Efe el director del Centro de Reproducción de Animales Silvestres del Zoo Nicaragua, Eduardo Sacasa.

La lapa roja (ara macao) a la que los empleados del Zoo llaman Milagros, pesó 0.023 gramos cuando salió de su huevo el 10 de junio pasado, y desde entonces ha ganado peso hasta llegar a los 1.1 kilos, y con un excelente estado de salud, indicó Sacasa, veterinario de profesión.



Este novedoso hecho en el zoológico supone una esperanza para la reintroducción de esta especie, casi extinta en los bosques tropicales de la reserva biológica Indio Maíz, en el extremo sureste de Nicaragua, de unos 2 mil 600 kilómetros cuadrados de extensión y fronteriza con Costa Rica.

"No es para venta, no es negocio, sino conservar nuestros animales, que es nuestro propósito", explicó Sacasa, cuyo Centro de Reproducción de Animales Silvestres ha salvado y liberado a miles de ejemplares de diversas especies, tras rehabilitarlos, en los últimos 10 años.


Video: Efe

Milagros, única sobreviviente de entre tres huevos, es tímida y aún no puede sostenerse sobre una rama de árbol, por lo que se encuentra la mayor parte del tiempo en una caja de madera.

Cuando "estén las condiciones dadas", o bien, en un hábitat seguro, Milagros será puesta en libertad, porque al nacer en cautiverio es presa fácil de los comerciantes de animales exóticos, explicó el veterinario.

La cría de lapa roja cuenta con al menos cinco cuidadores que intercambian turno a lo largo del día y que le dan alimentos cada dos horas.

Si Milagros crece sana, podría alcanzar los 90 centímetros de longitud y quizá viva 70 años en cautiverio, o 45 si es liberada en su hábitat natural, de acuerdo con el experto.



Según un estudio presentado recientemente por el Club de Jóvenes Ambientalistas, la lapa roja es una de ocho especies de aves en peligro de extinción en Nicaragua, ya que su población es decreciente a causa del comercio y la pérdida de su hábitat.

Según Sacasa, una de estas aves puede costar entre 600 y 800 dólares, por lo que su reproducción en cautiverio y posterior liberación surge como una esperanza para multiplicar a una población de lapas rojas en decadencia.