Sandoval, campeón de Serie Mundial, ayuda a los Leones a través de la mente

Como sicólogo y couch, el ex 'big leaguer' es pieza importante en la cueva

Texto y foto: Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 18 de septiembre, 2019

Freddy Sandoval está por todas partes con los Leones, aportando e inyectando actitud positiva en la carrera hacia la quinta estrella.

Ya sea patrullando el jardín durante un interescuadras, platicando con diversos jugadores en la práctica de bateo o aconsejando o animando a los peloteros o apoyando al cuerpo técnico durante los partidos, el ex big leaguer tijuanense es una pieza importante en la cueva desde su llegada para la segunda vuelta de esta temporada.

“El equipo está sólido. Tenemos muy buen conjunto, eso es lo más importante junto con la armonía, el divertirse, no olvidar que esto es un juego. La armonía es muy importante, la química, y todo eso aquí está muy bien”, afirmó en entrevista exclusiva con La Jornada Maya el primer bate de la selección mexicana en el Clásico Mundial de 2009, que como psicólogo ayudó a reforzar el aspecto mental de sobresalientes clubes como los Reales de Kansas City, campeones de la Serie Mundial de 2015, y los Toros de Tijuana, monarcas de la Liga Mexicana en 2017. Con Yucatán el ex tercera base, que debutó en las Mayores en 2008 con los Serafines de Los Ángeles, aparece como asesor deportivo, pero en realidad es mucho más. Además de psicólogo prácticamente se desempeña como un couch más, lo que es muy valioso para un mánager novato como Gerónimo Gil y un equipo sin un auténtico couch de banca, puesto que era de Gil, antes de reemplazar en el timón a Luis Carlos Rivera.

“Mi labor es un poquito de todo”, comentó Sandoval. “Ante todo, estar ahí para alguna situación que se presente con jugadores o couches. Se trata de ayudar en lo que se pueda, me verás agarrando rolas, tirando práctica de bateo, simplemente ayudar. Cuando te unes a un equipo no hay separación, estamos aquí todos para contribuir, para aportar cosas positivas. Al final todo eso lleva a ganar juegos”.

Sandoval, un ganador a lo largo de su trayectoria en el beisbol, tanto dentro como fuera del campo (multicampeón con Mazatlán en la LMP) y destacado pelotero desde muy joven, terminó sus estudios en sicología cuando todavía jugaba. Al terminar la temporada de 2011 decidió colgar los spaics para empezar a ejercer su profesión. David Cárdenas Cortés, director deportivo de las fieras y su compañero en el Clásico Mundial de 2009 junto con Jorge Campillo, encargado del desarrollo en la organización selvática y con quien se coronó en Tijuana, lo contactó pocos días después de su salida de la organización de Monclova. “Agradezco a la gerencia, a los hermanos Arellano, por la oportunidad”, señaló. “En realidad, la psicología es poca, más que nada trabajamos en un cambio de actitud, en reforzar la personalidad, en ver las cosas de otra manera. Estoy muy contento de haber llegado al equipo, conozco a los jugadores y couches, hay varios amigos. Ha sido bonito venir a los Leones”.

Uno de sus trabajos más impresionantes fue colaborar a la obtención por parte de los Reales de un anillo de Serie Mundial en 2015. Kansas City lo contrató tres años antes como couch de habilidades mentales, un puesto que muy pocos conjuntos de la Gran Carpa tenían en ese entonces.

“Fue poco a poco, empecé a trabajar de abajo para arriba, primero con los jugadores de desarrollo, que me fueron conociendo, y la idea siempre fue ésa, que los peloteros fueran avanzando y conociéndome”, relató el ex pelotero, conocido por gran capacidad comunicativa y cuya habilidad para hablar inglés y español perfectamente también lo hacen valioso. “Para 2014 ya me incorporé más al club de Grandes Ligas e igual, la misma labor, con quien tiene alguna situación o quiere trabajar, se le proporciona esa ayuda, que es más mental que sicológica. Gracias a Dios fui parte de esa Serie Mundial de 2015”. Sandoval salió de la organización de Kansas City en busca de nuevos horizontes y luego de conseguir otro anillo, con los Toros, afronta un nuevo reto en la cueva.

“Me gusta unirme a equipos que les gusta trabajar en el área mental, que siente que es algo que va a aportar, que va a ayudar a ganar. La meta siempre es triunfar y aquí vengo por lo mismo, un campeonato”, manifestó.