¡Se asomó el presidente!

López Obrador, con los brazos alzados llegó a Maxcanú, donde recordó lucha de Mandela

Eduardo Lliteras Sentíes
Foto: Presidencia de México
La Jornada Maya

Domingo 22 de septiembre, 2019

El grito de un grupo de jovencitas y mujeres en Maxcanú alerta sobre la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la clínica del Seguro Social HRN-63.

En lugar de entrar por la puerta principal, donde se habían colocado rejas y corredores para impedir a la gente lanzarse en tumulto, el presidente ingresó acompañado por el gobernador, Mauricio Vila Dosal, por una puerta posterior, que da a una calle paralela a la clínica.

Ante el grito, me acerco corriendo, abandonando mi refugio a un lado de un muro y de su estrecha sombra: -¿qué pasó?-, pregunto ingenuo.

-¡Se asomó el presidente!-, contestan entusiasmadas con sus celulares en las manos el ramillete de mujeres yucatecas.

-Ni Ricky Martín- pienso para mis adentros, mientras siguen llegando personas a pie bajo el sol incandescente y la humedad. En la lejanía se vislumbraban unas nubes negras que apretaban la sensación de calor en el asfalto, casi insoportable en ese medio día de domingo.

Ya teníamos casi dos horas esperando. El presidente, quien recorría la clínica, había hecho una parada no para comer, como decía alguno, sino para dar unos batazos en Muna, donde se encontró a un grupo de yucatecos aprovechando el domingo para jugar softball, como el mismo López Obrador explicó horas después en un vídeo grabado por la tropa de Cepropie (Centro de Producción de Programas Informativos y Especiales) que lo sigue junto a fotógrafos y otras personas que “documentan” sus giras.

-Compre llaveritos de AMLO-, decía una señora que mostraba también un sonriente peluche del presidente.

Tazas, gorras, paraguas con el lema, “me canso ganso”, y la cara sonriente de “amlito” con el dedo pulgar enhiesto, se ofertan en el lugar. Los mercaderes de chucherías presidenciales aparecen antes de que llegue AMLO levantando los brazos, triunfal, por el pasillo enrejado que conduce a la tarima donde darán su discurso los funcionarios federales y estatales encabezados por el gobernador Vila.

Eso sí, mientras el presidente visitaba la clínica, aparecieron muy discretamente dos conocidos rostros del perredismo local: Alejandro Cuevas Mena, diputado local y presidente del PRD Yucatán, y Eduardo Sobrino Sierra, con barba y su generoso vientre por delante. Ambos entran a la clínica donde está el presidente, a diferencia del “súperdelegado” de programas federales, Huacho Díaz Mena, que lo espera en una puerta del área de atención infantil de la clínica con un folder amarillo, mismo que entregó al presidente posteriormente y que probablemente contenía las cifras de los programas sociales aplicados en Maxcanú, que leyó AMLO después.

Cabe señalar que Eduardo Sobrino fue coordinador de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador en Yucatán por el PRD en 1994. El saludo, con su ex coordinador, nos relatan, fue efusivo, en Oxkutzcab, donde lo vio antes de Maxcanú.

Mientras tanto, afuera, bajo el sol, un joven pasa recogiendo, entre la gente que se arremolina tras las rejas, carpetas y folders, para entregárselos, suponemos, al presidente.

Discursos

Antes del gobernador y del presidente tomaron la palabra la directora de la clínica y el secretario de Salud federal, alargándose demasiado y sin decir nada realmente que valiera la pena. Pero la gente espera paciente al presidente. No se dan por vencidos, de pie, bajo el sol y después bajo la llovizna, aquéllos que quedaron fuera del toldo y de las sillas colocadas en la cancha deportiva.

En su turno, el gobernador Vila destacó el trabajo coordinado con el presidente y el gobierno federal y dio una amplia explicación sobre los programas estatales como el de Médico a Domicilio.

El mandatario yucateco anunció la posible instalación de un tomógrafo en Maxcanú, para atender a la población del sur de Estado, y así evitar que tengan que viajar hasta Mérida. Sería algo similar al tomógrafo instalado en Valladolid en el presente año, según comentó.

En el último recorrido de los 4 hospitales rurales, el gobernador insistió en su solicitud al jefe del Ejecutivo Federal para que apoye la construcción del hospital abandonado de Ticul y pueda concluirse el hospital de Tekax, para que sea un verdadero espacio de segundo nivel, con mayor equipamiento y personal especializado, para que pueda contribuir a la cobertura médica en el Estado, según dijo.

“En el sur del estado tenemos el hospital de Ticul que no se ha concluido, pero el Presidente y un servidor, estamos viendo la manera de cómo se va a terminar y también estamos trabajando para que el hospital de Tekax pueda funcionar al 100 por ciento de su capacidad”, aseguró el gobernador.

En su turno, el presidente, además de tocar los conocidos temas de siempre la lucha a la corrupción, del avión presidencial, afirmó que en la anterior administración federal se robaban unos 600 mil millones de pesos del presupuesto anual.

Explicó que dicho dinero equivale a 12 años del presupuesto de cada año de Yucatán.

El presidente destacó su encuentro en Mérida con los premios Nobel de la Paz y con Frederik Willem de Klerk, quien liberó a Nelson Mandela tras 27 años en prisión. Y explicó al público la lucha del mítico Madiba.

l presidente de gira en Yucatán durante tres días dijo en Maxcanú que "me estoy comprometiendo con ustedes y lo voy a cumplir, vamos a basificar a todos los trabajadores del sector salud, ya no van a haber trabajadores por contrato, eventuales. Va a ser un proceso, vamos a empezar con los que tienen más antigüedad, que hay quienes tienen más de 10 años, 20. Vamos a empezar por ellos, nada de que el que tiene un año está llegando, pero está ‘palanca’, tiene un buen padrino, está recomendado. ¡Al carajo también con eso! Justicia, los que tienen más tiempo, por ahí vamos a empezar".

Asimismo, prometió también que se mejorará la "infraestructura: mejorar las instalaciones, que se tenga en todos los hospitales albergues, que se amplíen las áreas de atención, que haya renovación del equipo médico, porque ya hay unos que están obsoletos, para el museo, hace falta esa renovación".


Por último, el presidente abordó el tema de los medicamentos, polémica que lo ha seguido en los últimos meses: “Compraremos los medicamentos en cualquier parte del mundo. Nada de sabotaje. Ya se acabó la corrupción; no daremos ni un paso atrás. El que quiera hacer negocio, está permitido pero con utilidades razonables”, afirmó.

Explicó que "hoy en la mañana ya llegó el primer cargamento de medicinas de Francia para los niños de cáncer y vamos a comprar los medicamentos en cualquier parte del mundo. Nada de sabotaje, ya se acabó la corrupción, no vamos a dar ni un paso atrás".

El presidente destacó la "coordinación" con el Gobierno de Yucatán y con gobernador Vila a quien calificó como “un gobernador honesto" a diferencia de otros Estados: "sé que si se te transfiero recursos los vas a aplicar bien" concluyó.

Mérida, Yucatán
@infolliteras