Avanzan obras en Centro de Convenciones Siglo XXI

Se invierten 220 mdp en labores a cargo de 140 trabajadores

La Jornada Maya
Foto: Twitter @MauVila

Mérida, Yucatán
Miércoles 25 de septiembre, 2019

Los trabajos de remodelación y ampliación del Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI avanzan conforme a lo programado. Como se recordará, en julio pasado el gobernador Mauricio Vila Dosal anunció la ampliación del área de exposiciones de este espacio, la cual pasará de 13 mil metros cuadrados a 23 mil, con lo que se convertirá en un espacio más amplio, moderno y de mayor calidad, a la par de urbes como la Ciudad de México, Monterrey, Acapulco, Guanajuato, Chihuahua y Puebla, capaces de albergar importantes eventos de talla nacional e internacional.

Como parte de las obras, también se trabaja en la ampliación del pasillo de carga y descarga, que incrementará su capacidad de operación hasta los 634 metros cuadrados; el patio de maniobras se ampliará a 3 mil 246 metros cuadrados y el estacionamiento llegará a una extensión de 11 mil 800 metros cuadrados.

Dentro de la remodelación se contempla también el rediseño en la fachada sur, inspirada en el Palacio del Gobernador de Uxmal, así como la creación de pasillos y áreas comunes con sombra natural y artificial, en beneficio de los asistentes y transeúntes.

Actualmente se invierten 220 millones de pesos en las labores, las cuales están a cargo de 140 trabajadores. Por ahora se ejecuta el desmantelamiento de las oficinas del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado (Cultur), que se encuentran en el salón Chichén Itzá, y también se realiza la cimentación para colocar las columnas y el suministro de las estructuras metálicas que conformarán el sistema completo para muros y cubiertas.

Para seguridad de los usuarios y empleados, el recinto, incluyendo los Cines Siglo XXI, se ha cerrado temporalmente mientras se llevan a cabo los trabajos. Los eventos que se tenían programados para estas fechas se han trasladado a otros sitios como el Centro Internacional de Congresos (CIC).

Como parte de este proyecto, también se renovará la infraestructura de los salones Chichén Itzá y Uxmal, todos los módulos de baños, tanto de los salones como del personal; las cocinas, bodegas, los pasillos de servicios y exposiciones.

Posteriormente, mediante una inversión de 30 millones de pesos adicionales, se adecuará el área que hoy ocupan las oficinas de la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY), que serán reubicadas al Edificio Administrativo, ubicado a espaldas de este recinto, a fin de destinar este espacio a la convivencia familiar para los yucatecos y visitantes.

Cabe señalar que, con estas ampliaciones, el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXi se sitúa como el noveno más grande de México y, sumando su área con la del Centro Internacional de Congresos (CIC), se alcanzaría el séptimo sitio en espacios especializados para la organización de eventos, congresos y convenciones, nacionales e internacionales; es decir, se trata de una posición privilegiada en el ecosistema nacional de turismo de reuniones del país.

Alrededor de 600 becarios ya se dieron de baja del programa federal Jóvenes Construyendo el Futuro, dio a conocer Joaquín Díaz Mena, delegado de programas federales en Yucatán. La mayoría de los beneficiarios prefiere desertar. También se ha dado de baja a más de 10 empresas por presentar irregularidades, como intentar estafar a los beneficiarios o porque son “inventadas”, no existen, subrayó Díaz Mena.

Como se recordará, el delegado dio a conocer en agosto pasado la existencia de empresas locales que intentaron aprovecharse de los jóvenes inscritos al programa, ofreciéndoles que no se presentaran a laborar a cambio de una parte de su beca, incumpliendo así los fines del programa. Sin embargo, en esa ocasión, Díaz Mena no reveló cuáles fueron estas empresas, ni cuántos casos había denunciados hasta entonces.

Díaz Mena indicó que hasta el momento alrededor de 600 jóvenes ya se dieron de baja de este programa federal, junto con más de 20 empresas. Indicó que en algunos negocios ya se comprobó que le dicen a los jóvenes que no asistan, pero les piden sus tarjetas; ellos cobran el dinero y les dan una parte. Si se confirma estas irregularidades, se da de baja a la empresa del programa y al joven se le otorga una segunda oportunidad, reubicándolo en otra empresa. Sin embargo, agregó el delegado,