Estado mexicano rendirá cuentas ante CIDH por feminicidios en Juárez

Cientos de madres protestan, luchan y exigen justicia por el feminicidio de sus hijas

Rubén Villalpando
Foto: Reuters
La Jornada Maya

Ciudad Juárez, Chihuahua
Viernes 27 de septiembre, 2019

Por segunda ocasión el Estado mexicano deberá rendir cuentas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington D.C., en Estados Unidos, por la impunidad que prevalece históricamente en los feminicidios cometidos en Ciudad Juárez, dijo Ivonne Mendoza, directora del Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer A.C. (Cedimac). El anterior que derivó en una sentencia fue el caso del campo algodonero, con ocho víctimas.

La activista Paula Flores Bonilla, madre de Sagrario González Flores, una joven desaparecida en 1995 se presenta hoy como testigo del caso en la ciudad estadunidense dentro de la audiencia pública 13.377 de Silvia Elena Rivera.

La causa es por la desaparición y asesinato de seis mujeres de entre seis y 20 años, víctimas de desaparición y feminicidio ocurridos entre 1995 y 2003 en la ciudad fronteriza.

Además de Paula Flores Bonilla, asisten representantes de la Fundación Robert F. Kennedy Human Rights y la Red Ciudadana de No Violencia y Dignidad Humana.

La CIDH decidió acumular los casos de Silvia Elena Rivera Morales, Brenda Berenice Rodríguez Bermúdez, Cecilia Covarrubias Aguilar, María Sagrario Flores, Olga Alicia Carrillo Pérez y María Elena Chávez Caldera; desaparecidas, y asesinadas, entre 1995 y 2003.

Hasta ahora las madres de Silvia, Sagrario, Olga y María Elena dudan que los cuerpos que sepultaron correspondan a sus hijas, pues “las autoridades locales fueron en extremo omisas en los procesos de inhumación, exhumación e identificación de los cuerpos”, aseguró Paula Flores.