Reabren Irak y Siria cruce fronterizo cerrado hace siete años

Se espera que se active el comercio entre los dos países

Ap
Foto: Afp
La Jornada Maya

Qaim, Irak
Martes 1 de octubre, 2019

Irak y Siria abrieron el lunes un importante cruce fronterizo entre los dos países, siete años después de su cierre por la guerra civil siria y la batalla contra el grupo extremista del Estado Islámico.

Se espera que la apertura del paso entre la localidad iraquí de Qaim y la siria de Boukamal impulse el comercio entre los dos países.

Pero es también es un impulso a la influencia de Irán en la región, al dar más facilidades para que las milicias auspiciadas por Teherán en Irak crucen al este de Siria, en medio de crecientes tensiones en la región entre Irán y Estados Unidos tras el colapso del acuerdo nuclear iraní con potencias mundiales. El área ha sido un punto de fricción entre las milicias sirias respaldadas por Estados Unidos y las tropas sirias y sus aliados respaldados por Irán.

En un gesto simbólico, el ministro sirio del Interior, mayor general Mohammed Khaled Rahmoun, acompañado por soldados sirios, cruzó al lado iraquí de la frontera, donde soldados de los dos países se abrazaron y se tomaron fotos. Numerosos iraquíes y sirios que viven junto a la frontera también asistieron a la ceremonia.

"La apertura de este cruce fronterizo es el resultado de victorias conseguidas por nuestros pueblos en Irak y Siria contra organizaciones terroristas”, dijo Rahmoun.

El cruce de Boukamal fue cerrado en el 2012 cuando milicias que buscaban derrocar al presidente sirio Bashar Assad tomaron el control de grandes secciones del este de Siria.

La apertura del cruce se aplazó varias veces en las últimas semanas.

Qaim y Boukamal estuvieron bajo control del Estado Islámico hasta 2017, cuando tropas sirias e iraquíes le arrebataron las poblaciones al grupo. Siria anunció este año que se había recuperado todo el territorio ocupado por los extremistas.

Kadhim Mohammed, que representó al gobierno de Irak en la ceremonia, dijo que la apertura “abre una nueva página que representa la reconstrucción”.

La reapertura trae más alivio para el gobierno de Assad luego que cruces custodiados por la ONU con Jordania y los Altos del Golán, ocupados por Israel, fueron reabiertos el año pasado. Luego de ocho años de guerra, Assad -con fuerte respaldo de Rusia e Irán- ha recapturado la mayoría del país de manos rebeldes y existe un creciente respaldo en la Liga Árabe para la readmisión de Damasco.