Médicos podrían negarse a realizar abortos en Yucatán por ética o religión

Activistas consideran la iniciativa del Congreso como un intento de obstaculizar el aborto legal

Notimex
Foto: Enrique Osorno
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 3 de octubre, 2019

El Congreso de Yucatán aprobó la votación de una iniciativa propuesta por el Partido Acción Nacional (PAN), la cual otorgaría a doctores y enfermeras que trabajan para el sistema estatal de salud pública el derecho a la “objeción de conciencia”.

Por objeción de conciencia se debe entender la negativa a acatar órdenes o leyes o a realizar actos o servicios invocando motivos éticos o religiosos.

Debido a lo anterior, la iniciativa de la bancada panista local es considerada, por muchos colectivos y activistas que defienden los derechos de las mujeres, como un intento de ponerle más obstáculos al aborto legal en la entidad.

En Yucatán es legal abortar en caso de violación, en caso de que el producto ponga en riesgo la vida de la madre o cuando la madre está en situación de pobreza y tiene ya tres hijos.

Empero con esta reforma que promueve el PAN para adicionar el artículo 7-D Bis establece que el personal médico y de enfermería, que forme parte de las autoridades estatales de salud podrá, “en ejercicio del derecho a la objeción de conciencia, excusarse de participar en la prestación de servicios de salud establecidos en la ley”.

“No obstante, no podrá ejercer este derecho cuando esté en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, ya que en caso contrario, incurrirá en la causal de responsabilidad profesional", establece la reforma.

Sin embargo, con esta ley un doctor podría negarse a practicar un aborto si la mujer fue violada, pero su vida no corre peligro, o si es pobre y no quiere tener más hijos, y solo estarían obligados a cumplir si el producto pone en riesgo la vida de la madre.

Por lo anterior, defensores de los derechos humanos de las mujeres han manifestado, a través de diversos foros y en redes sociales, que se trata de una reforma que terminará por complicar más los procedimientos para abortar legalmente en la entidad.

Además de esta reforma, el PAN, también promueve otra serie de modificaciones para crear la Ley de Protección a la Maternidad y la Infancia Temprana del Estado de Yucatán, que busca proteger la vida humana desde la concepción.

Durante la presentación de esa iniciativa, la coordinadora de la bancada, Rosa Adriana Díaz Lizama, aseguró que no es una ley anti-abortista, pues respetaría la Norma Oficial Mexicana 046, que permite la interrupción del embarazo en caso de violación.

Sin embargo, como se mencionó, si la reforma al 7-D bis, se aprueba por mayoría del pleno, los doctores y enfermeras tendrían derecho a la “objeción de conciencia”, éstos podrían negarse por motivos éticos o religiosos a cumplir esa norma oficial.

“En el PAN concebimos la protección a la vida desde el momento de la concepción. Así lo hemos manifestado”, señaló la legisladora tras presentar la iniciativa para proteger la maternidad en Yucatán

Otra norma que se vería afectada es la Ley de Voluntad Anticipada que permite a personas con enfermedades graves en etapa terminal puedan decidir poner fin a su vida y que se supone busca proteger la dignidad y autonomía de la voluntad del enfermo.

Según el PAN, a nivel federal ya existe la "objeción de conciencia" en el sector salud, por lo que solo se trata de "armonizar" la ley local, con las leyes federales en la materia.