Reemplazan baterías de la Estación Espacial Internacional

“Un trabajo increíble el de hoy. Hemos avanzado bastante”, dijo por radio el Control de la Misión

Ap
Foto: Twitter @Space_Station
La Jornada Maya

Cabo Cañaveral, Estados Unidos
Lunes 7 de octubre, 2019

Los astronautas cumplieron este domingo la primera de cinco caminatas para reemplazar baterías viejas de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Christina Koch y Andrew Morgan retiraron tres baterías viejas e instalaron dos nuevas que llegaron a la EEI hace apenas una semana, adelantándose a tareas futuras. Estas nuevas baterías de iones de litio son tan potentes que una sola equivale a dos de las anteriores, que son las originales del laboratorio en órbita.

“Un trabajo increíble el de hoy. Hemos avanzado bastante”, dijo por radio el Control de la Misión. Koch respondió: “Ha sido un día maravilloso... esperamos continuar con el resto de la serie”.

Koch y Morgan saldrán de nuevo el viernes que viene para continuar el reemplazo de baterías a 400 kilómetros (250 millas) de distancia.



Las baterías de 180 kilogramos (400 libras), la mitad del tamaño de un refrigerador, forman parte de la red de energía solar de la estación. Los astronautas las han estado renovando desde 2017 y ahora ya cambiado más de la mitad. Las baterías viejas tienen 10 años de uso; se prevé que las nuevas duren hasta que la EEI deje de funcionar, ofreciendo energía vital en el lado nocturno de la Tierra.

Estos recientes reemplazos de baterías son particularmente difíciles dada su extrema ubicación en la larga estructura de la estación. Se encuentra fuera del alcance del brazo robótico de 17 metros (58 pies) de largo, lo que hizo que Koch y Morgan tuvieran que cargar las baterías de un lado a otro por ellos mismos. Es por ello que se necesitan muchas caminatas espaciales en esta ocasión para reemplazar las 12 baterías viejas de níquel-hidrógeno con seis baterías nuevas de iones de litio.

Koch y Morgan tomaron turnos para cargar cada batería mientras avanzaban, como orugas, a lo largo de la estructura. Las baterías eran tan voluminosas que impedían que los astronautas pudieran verse uno al otro, lo que generó constante diálogo.

“Estoy justo al lado tuyo”, dijo Koch en cierto momento. “Tengo la batería”, respondió Morgan. Luego Koch cargó la batería, y así continuaron hasta que finalizaron el trabajo.


Foto: @Space_Station

Terminaron la caminata de siete horas conectando las dos nuevas baterías, una más de lo planeado, y retirando una pila vieja adicional.

La NASA planea completar las cinco caminatas este mes, seguidas por una caminata espacial rusa. Luego otras cinco caminatas entre estadounidenses e italianos se llevarán a cabo en noviembre y diciembre para arreglar un instrumento científico importante. La NASA lo ha llamado una “bonanza de caminatas espaciales”.

Este número de caminatas espaciales inusualmente elevado incluye el primero realizado exclusivamente por mujeres -por Koch y Jessica Meir- a finales de este mes.

Koch ha concretado más de dos tercios de su misión de más de 300 días. Será la caminata espacial individual más larga realizada por una mujer.