Bloquean en Puebla matrimonio igualitario y legalización del aborto

Se convirtieron en lo que tanto criticaban, señala una legisladora priísta

Efraín Núñez
Foto: Notimex
La Jornada Maya

Puebla, Puebla
Jueves 10 de octubre, 2019

El Congreso de Puebla, con mayoría del partido Morena, aprobó reformas a los códigos Penal y Civil estatales, que mantienen en el estado la penalización del aborto e impiden el matrimonio igualitario.

Las modificaciones provocaron cuestionamientos, principalmente de la diputada priísta Rocío García Olmedo, quien acusó en tribuna a los legisladores de Morena de convertirse en lo que tanto criticaron.

En galerías estuvieron activistas en favor de los derechos de la mujer y contra el aborto, unas con pañuelos verdes y las otras, que se denominan defensoras del derecho a la vida, con paños azules. Las primeras cuestionaron las posturas misóginas de diputados como Héctor Alonso Granados –al momento sin partido, por haber sido expulsado recientemente de Morena–, a quien gritaron ¡ahí te va un feto!, por lo que la mesa directiva llamó al orden.

Durante la discusión, Rocío García aseguró que se violó el proceso legislativo al no incluir en el debate la iniciativa del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sobre la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas y la legalización de los matrimonios igualitarios.

Pese a las intervenciones de García Olmedo, en las que señaló errores y omisiones en los dictámenes, la mayoría de Morena, encabezada por el líder del Congreso, Gabriel Biestro Medinilla, ni se inmutó y se impuso.

Vianey García Romero y Estefanía Rodríguez Sandoval fueron las únicas diputadas de Morena que manifestaron su desacuerdo e incluso votaron en contra del dictamen de reforma al Código Civil del estado sobre el matrimonio igualitario, y se abstuvieron sobre el dictamen que elimina causales para sancionar un aborto.

Al inicio de la sesión legislativa celebrada el martes, García Olmedo pidió que se retiraran las reformas al artículo 294 del Código Civil y al 342 del Código Penal para no violar el procedimiento legislativo que obliga a la discusión de todas las iniciativas relacionadas con un mismo tema.

Al desecharse su propuesta, solicitó la reserva artículo por artículo de las reformas que el Ejecutivo propuso para cumplir con los compromisos por la alerta de violencia de género en 50 municipios. La legisladora sostuvo que, a diferencia de lo que hacían los diputados panistas y priístas, los de Morena no saben guardar las formas.

Después de casi siete horas de discusión, y a pesar de que las reservas de García Olmedo sumaron votos de Morena y de legisladores de oposición, se impuso la mayoría y los dictámenes se aprobaron.

Del artículo 342 del Código Penal se eliminaron las tres atenuantes que existían: que la mujer que interrumpe su embarazo no tenga mala fama, que haya logrado ocultar su embarazo y que éste no sea fruto de matrimonio. Asimismo, la pena corporal por abortar será de seis meses a un año de prisión, cuando antes de la reforma era de seis meses a cinco años de cárcel.

Sin embargo, en la legislación no se incluyó la interrupción legal del embarazo antes de las 12 semanas, como lo estipulan los códigos penales de la Ciudad de México y Oaxaca.

Aunque en la reforma al artículo 294 del Código Civil de Puebla aprobada se elimina el concepto de perpetuar la especie como objetivo del matrimonio, se mantiene una sola forma de unión al señalar que el matrimonio es un contrato civil por el cual un solo hombre y una sola mujer se unen en sociedad para ayudarse en la lucha por la existencia.