En Quintana Roo no hay ley ni hospital que trate la salud mental

Casi 4 mil personas sufren trastornos depresivos, de ansiedad o esquizofrenia al año

Joana Maldonado
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Jueves 10 de octubre, 2019

Los trastornos depresivos, de ansiedad o esquizofrenia son las principales enfermedades mentales en Quintana Roo pues afectan a alrededor de 4 mil personas cada año. Sin embargo, sólo existen dos Unidades Médicas Especializadas-Centro Integral de Salud Mental (UNEME-CISAME), las cuales asisten a toda la población de forma ambulatoria. Por ello, la población quintanarroense debe trasladarse a otros estados del país en caso de requerir hospitalizaciones.

Aunque la Ley de Salud del Estado garantiza en el artículo 2, fracción I que el derecho a la protección de la salud tiene como uno de sus objetivos contribuir al bienestar físico y mental para el desarrollo pleno de las capacidades y el artículo 67 habla de la promoción del desarrollo mental, la entidad presenta un rezago grave en la materia, como lo ha señalado el Colegio de Psicólogos de Quintana Roo.

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental del año pasado, la entonces presidente de la Comisión de Salud y Asistencia Social, Sonia López Cardiel, presentó una iniciativa para crear una ley en la materia para brindar una estructura completa que priorizara la atención a los pacientes de diversos trastornos que se estima que cada año, se suman más de cuatro mil casos nuevos.

La iniciativa, que planteaba que del total de los recursos en materia de salud que recibe el estado, el 5 por ciento se dirigiera a dar atención a la salud mental, fue “congelada”.

La Encuesta Nacional de Salud Mental que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) proporciona datos que establece que en áreas urbanas, el 18 por ciento de la población padece algún tipo de trastorno como ansiedad, depresión o fobia, además de las adicciones a drogas, alcohol o tabaco, y el índice de un 2 por ciento de personas adultas que han pensado o intentado suicidarse.

Dependientes de la Secretaría de Salud del estado, hay dos clínicas UNEME-CISAME: una en Chetumal y otra en Cancún, las que brindan atención a través de los servicios de psiquiatría, psicología, enfermería y trabajo social, de carácter ambulatorio.

La clínica especializada en la materia más cercana, que además cuenta con un área de investigación e internamiento, es en Campeche, y tiene limitado el ingreso a pacientes con algún trastorno foráneas. En la clínica de Yucatán, se dejó de recibir a pacientes de Quintana Roo.

Las UNEME-CISAME del estado realizan actividades de promoción a la salud mental y de prevención de los trastornos mentales a través de pláticas, talleres y actividades de capacitación en salud mental, pero tiene criterios de atención, pues en caso de emergencia, éstas se canalizan a las áreas de urgencias de los hospitales generales.

Las UNEME-CISAME atienden prioritariamente casos de esquizofrenia y otros de tipo psicótico; trastornos de estado de ánimo, de ansiedad y neuróticos, somáticos, de personalidad, de desarrollo y trastornos del comportamiento y emociones.

En 2018, estas unidades atendieron a mil 689 casos de trastornos depresivos de seis y hasta 60 años, el mayos número de casos concentrados en el rango de edad de 18 a 49 años; 655 problemas paterno-filiales sobre todo entre los 6 a los 14 años; 646 pacientes con trastornos por déficit de atención con hiperactividad (la mayoría niños y jóvenes), así como trastornos de ansiedad y hasta problemas conyugales.

Violencia y suicidios, foco rojo

El diputado Edgar Gasca Arceo, presidente de la Comisión de salud y asistencia social de la XVI Legislatura y presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del estado reiteró su compromiso en la atención de este tema al reconocer que existe un atraso importante en cuanto a la atención de estos casos.

“Hay una iniciativa que se presentó en la legislatura pasada que nos va a tocar desempolvar, actualizarla y presentarla, queremos asegurar el acceso de toda la población a tratamientos siquiátricos y sicológicos”, expresó.

El legislador indicó que pareciera broma pero los indicadores, sobre todo en materia de suicidio y violencia, son un foco rojo para atender la problemática de manera integral, por lo que se debe avanzar en el tema.

Necesario un marco legal: Copsiqroo

El Colegio de Psicólogos de Quintana Roo, en voz de Alejandro Baeza ha hecho ver la necesidad de este marco legal que no fue revisado en la anterior Legislatura y expresó que tienen la esperanza de que la nueva legislatura la rescate para sentar bases para una política pública encaminada a la salud mental, casi inexistente en la entidad.