12 de octubre, día de significados diversos para los mexicanos

Para Jalisco la fecha tiene mayor peso

José M. Murià
Imagen: 'Colón toma posesión del Nuevo Mundo' de Currier and Ives (1893)
La Jornada Maya

Sábado 12 de octubre, 2019

El día 12 de octubre tiene para los mexicanos significados muy diversos, pero en ningún otro lugar tantos como en Jalisco.

Mientras usted lee estas líneas, casi un millón de personas participarán en la llevada de la virgen de Zapopan a su sede original en la población del mismo nombre, cabecera del municipio homónimo, adosado al de Guadalajara.

Antes dicha llevada se efectuaba el día de San Francisco, el 4 de octubre, pues franciscanos son quienes la custodian, pero reditúa tanto cada día de gira que en 1942, para celebrar el cuarto centenario de la capital de Jalisco, se retrasó el regreso al también llamado Día de la Raza.

La pequeña imagen –copia mejorada de la original, que no puede salir por una orden casi tricentenaria del obispo de Guadalajara– habrá pasado la noche en la catedral después de recorrer muchas calles y templos tapatíos, además de hogares que hayan apoquinado lo suficiente para la visita. La intención primigenia, siempre fallida, es evitar inundaciones y epidemias.

Antes eran más los acompañantes, que alcanzaron la cifra de 2 millones, pero la creciente inseguridad le ha ido restando a la feligresía entusiasmo por acudir.


Foto: Cuartoscuro

Para los laicos reviste por igual importancia este día, pues resulta ser el aniversario de la Universidad de Guadalajara, fundada por el gobernador José G. Zuno en tal fecha de 1925. Como tantas otras, esta casa de estudios fue consecuencia de la vocación revolucionaria de llevar la enseñanza de todos los niveles a la mayor parte de los habitantes. El primer rector fue Enrique Díaz de León, un intelectual que emergió de la Revolución.

Pero esta fiesta también ha perdido empuje ante el embate de los españolistas, que no faltan, en favor de la idea de que nuestra máxima casa de estudios fue, en realidad, fundada en noviembre de 1792, cuando vio la luz una institución de corta e inútil vida que ninguna relación tuvo con la universidad que se creó más de un siglo y cuarto después. Pero el gusto por la prosapia hispana y el pedigrí no se nos quita del todo, al contrario: durante los 30 años de neoporfirismo que hemos vivido en México, parece más bien haber cobrado nuevos bríos.

Véanse, si no, las aglomeraciones y colas que se hacen para concurrir a la embajada de España y a sus consulados para celebrar lo que se ha convertido en su "día nacional", precisamente un día como hoy.

Antiguamente, este día 12 era celebrado con entusiasmo el "descubrimiento de América" y el Día de la Raza, que se antojaba motivo de orgullo. Actualmente, por fortuna, el sabor vasconceliano de ese espíritu étnico ya no nos gusta tanto, en especial donde se puja para que los grupos indígenas recuperen dignidad y calidad. Pero también estoy seguro de que el palo que la comisión mexicana, encabezada por Miguel León-Portilla, le dio en su momento a la idea de celebrar el V centenario del descubrimiento de América, así como las reacciones enérgicas en contra de dicha idea que emanaron de muchos grupos indigenistas, dio lugar a que después de 1992 el entusiasmo por "la raza" fuera menguando.

Algo bueno tenía que haber quedado de los esfuerzos que hicimos los miembros de esa comisión.

En fin: si el tal 12 de octubre no ha perdido en Jalisco tanta relevancia como en el resto del país, se debe a que tiene otros significados más.