Quitan incremento de 123 por ciento a precios de los combustibles en Ecuador

Lenín Moreno emitirá nuevo decreto en el que los subsidios no beneficien a los ricos

Reuters, Afp y Europa Press
Foto: Afp
La Jornada Maya

Quito, Ecuador
Martes 15 de octubre, 2019

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, derogó formalmente ayer el decreto 883, que puso fin a los subsidios a los combustibles, como parte de un acuerdo con la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) para acabar con las masivas protestas de las dos últimas semanas.

En un documento firmado en Guayaquil, donde se trasladó al gobierno central por las manifestaciones, Moreno decretó que los precios de las gasolinas y el diésel, que se dispararon hasta 123 por ciento, regresarían a sus niveles anteriores a partir del primer minuto de este martes.

Además, anunció que se elaborará de inmediato un nuevo decreto con una política de subsidios de combustibles con un enfoque integral que precautele que éstos no se destinen a personas de mayores recursos económicos ni a contrabandistas de gasolina.

El detonante de las movilizaciones, que comenzaron el pasado día tres, fue un acuerdo del presidente Moreno con el Fondo Monetario Internacional para acceder a préstamos por cuatro mil 209 millones de dólares, a cambio del despido de miles de trabajadores y la eliminación de subsidios a los combustibles, vigentes hace 40 años. Desde hace una semana, el galón (3.79 litros) de diésel pasó de 1.03 a 2.30 dólares, y el de gasolina regular de 1.85 a 2.40.

En las movilizaciones –que fueron respondidas con decretos de estado de excepción y toques de queda– murieron ocho personas, mil 340 resultaron heridas y mil 192 fueron detenidas, de acuerdo con un reporte de la Defensoría del Pueblo. Además, hubo miles de millones de pérdidas económicas en todos los sectores.

En este contexto, la persecución contra el correísmo se recrudeció, luego de que la fiscalía anunció el procesamiento por asociación ilícita de la ex alcaldesa de Durán, Alexandra Arce, la detención de la prefecta de la provincia de Pichincha, Paola Pabón, por actos vandálicos durante las protestas, y el allanamiento de la casa del ex asambleísta Virgilio Hernández.

El ex presidente Rafael Correa (2007-2017) tuiteó que la detención de Pabón es fruto de la brutal represión contra dirigentes de la Revolución Ciudadana, el partido político que creó tras su ruptura con Moreno y Alianza PAIS.

Durante el día, miles de indígenas, estudiantes, trabajadores municipales y ciudadanos emprendieron una limpieza masiva en distintos puntos de la capital, especialmente en el parque El Arbolito, donde los enfrentamientos dejaron toneladas de escombros.

La circulación vial se recuperó poco a poco, aunque aún hubo cierre de calles y caos vial debido a que aún no eran removidos los escombros. El transporte público funcionó de manera intermitente a lo largo de la jornada, apuntó la prensa local, mientras los indígenas que llegaron a la capital procedentes de distintos lugares del país para participar en las protestas regresaron a sus casas.

En tanto, Bernie Sanders, senador y precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, tuiteó: "Aplaudo los movimientos liderados por indígenas de Ecuador que hicieron frente a la represión y bloquearon la agenda de austeridad del FMI". Agregó que "las élites económicas siguen impulsando la austeridad en todo el mundo, haciendo la vida insoportable para los trabajadores. Estados Unidos debería dejar de apoyar esto".